Los persecutores de los usuarios de Internet franceses en posesión ilegal de contenido protegido han comenzado a tramitar las primeras denuncias. La operación pasa pues a su fase judicial y los internautas aparecerán en los banquillos.

Más información en adslzone.net..