Un campesino se dirije a su vecino y le dice:
Compañero Pepe, sabes que somos socialistas y el socialismo dice que hay que
compartir lo que se tenga, y como tú tienes dos burros y yo no tengo
ninguno, deberías de darme uno.
Pepe no veía eso del socialismo muy claro, pero dijo:
Si eso es así, llévate uno.
Y el vecino se llevó el burro.
Al poco llegó la mujer de Pepe y, al no ver el burro, le pregunto a su
marido:
- ¿Falta un burro?
Pepe le contó lo que el vecino le había dicho sobre el socialismo y el
compartir.
- Bien, si eso es así, él tiene dos vacas y nosotros no tenemos ninguna.
¡Ve y que te de una!
Pepe habla con su vecino y le expone el razonamiento de su mujer:
- Compañero vecino, como tú tienes dos vacas he venido a llevarme una, le
razona...
A lo que su vecino le responde:
"No, Compañero Pepe, ¡esto del socialismo sólamente es para los burros!