Para colocar gres encima de otro pavimento, lo primero que tenemos que ver es como esta la superficie donde lo queremos poner.

Si la superficie esta mal, desnivelada, con algún tipo de rotura o desconchado, procederemos a rellenarla para que luego la colocación quede bien sin picos y rebabas.

Para esto , si no es mucho lo que hay que arreglar, comprobaremos donde están los puntos más bajos y con cemento cola, rellenaremos una pequeña capa .

Una vez bien, para la colocación ,usaremos una llana entada de entre 0,8 y 1 cms, ajustándonos a la superficie.

Para el arranque , tenemos que tener en cuenta varias cosas:

La primera es comprobar las paredes a ver si están cuadradas, con una losa de gres mismo se puede hacer, llevándola a los rincones y enfrentándola a la pared. Si ajusta bien la tenemos, si no, hay que intentar compensar un poco para que quede bien.

La mejor manera de empezar, es haciendo un replanteo en seco, para comprobar que no nos viene ninguna pieza demasiado fina , que son las más complicadas de cortar, llevando el paño a empezar a donde mejor nos convenga.

En el caso de una habitación , siempre tendremos en cuenta de buscar la pared más larga, y la disposición de los muebles si es una cocina, de manera que los recortes vayan a parar debajo de estos. Si es un pasillo , las puertas , para que los recortes de ella, no sean muy complicados.Es preciso tener en cuanta que sea los entera , lo primero que veamos al entrar.

Antes de empezar, hay que mezclar de varias cajas para evitar fallos de calibre, si es una de cada caja, mejor .

Extenderemos el cemento cola en paños no muy grandes, e iremos colocando y sentándolas a la vez con una maza de goma. El cemento cola tiene un tiempo para poder repasarlo , unos 40 minutos. Después , ya no se debe golpear.

Las piezas que excedan de 33x33cms aprox. se le debe untar un poco de cemento cola debajo, pues suelen estar un poco combadas.

Luego, iremos limpiando los restos de cemento con una esponja húmeda, vaciando un poco las juntas para que al rellenarlas con el color definitivo, salgan todas iguales.

Antes de sellar las juntas, es preferible dejar un par de días para que seque bien, evitando luego la aparición de salitres. Una vez seco, rellenaremos con una llana de goma, limpiando bien y lo fregaremos ,siempre con agua limpia. El empañado que queda , fregándolo con vinagre y agua desaparece.

Un saludo