Cambiar griferías en baños y cocinas

El cambio de grifería permite una renovación simple y de bajo coste, otorgando por un lado un beneficio en el ahorro de caudal de agua y por otro lado mayor presión en la salida de la misma.


Sistemas de Combinación, Monomando o Monoblock:

En el mercado existen variedad de modelos, acabados y formas de funcionamiento. Es importante a la hora de cambiar un grifo, comprar uno que sea compatible con el que se desea reemplazar, sino será muy complicado su instalación. Lo más práctico es retirar la grifería vieja y con ella dirigirse a la tienda especializada.

1º) Sistema de combinación:

Generalmente los sistemas más antiguos utilizan el "sistema de combinación", con 2 llaves independientes para agua fría y caliente y un grifo por donde sale el agua solo de un tenor o la mezcla de ambas.

2º) Sistema de monomando:

Utiliza un solo comando direccional que permite movimientos hacia arriba y a los costados para regular la temperatura del agua. Es un sistema de mezclado donde solo se selecciona el agua fría o caliente llevando el mando a la derecha o izquierda respectivamente dependiendo de lo que se desee. Es el sistema que más existo tiene por su rapidez en conseguir la temperatura del agua ideal y por el ahorro en la cantidad de agua por que regula el caudal.

3º) Sistema monoblock:

Su peculiaridad es que las llaves están en el mismo cuerpo que se encuentra el grifo, utiliza solo una entrada de agua para realizar la mezcla de agua fría y caliente.

Como instalar una grifería monomando:
1º) Corte de agua:

Cerrar la llave de paso, si es en el baño la encontrara cerca del lavamanos, si es en la cocina la encontrara debajo del lavaplatos. Si no tiene llave de paso tendrá que recurrir a un profesional para que realice el trabajo. Si debajo del lavaplatos o el lavamanos hay un mueble para guardar cosas, vaciarlo para poder trabajar. Abra los grifos para sacar el agua que pudiera haber quedado entre la llave de paso y el grifo. Abra otros grifos del baño para disminuir la presión del agua y se vacié la instalación.

2º) Retirar la grifería vieja:

Con una llave inglesa desconectar los latiguillos correspondientes al agua fría y caliente. Coloque un recipiente debajo por si sale agua. Luego proceder a destornillar las tuercas que sostienen la grifería, retirar las gomas y las juntas y levantar los grifos y las llaves a reemplazar.

3º) Tapar los agujeros:

Los agujeros que no se van a utilizar por ser un modelo distinto. Deberá comprar un tapón (tapa agujeros) de goma, silicona o acero inoxidable, dependerá del material del lavamanos o el lavaplatos.

4º) Colocar el grifo nuevo:

Verificar que no falta ninguna pieza. Generalmente los latiguillos vienen montados en el grifo, en caso de no ser así tendrá que colocarlos usted. Encontrara 2 orificios del mismo tamaño correspondientes a los latiguillos de agua fría de color azul y el de agua caliente de color rojo y un tercer orificio más pequeño que es para el perno de sujeción. Antes de enroscar los latiguillos coloque la junta en cada uno y aplique la cinta de teflón para evitar perdidas de agua, con unas pocas vueltas bastará. Enroscar los latiguillos al grifo y luego con un destornillador fijar el perno o tornillo de sujeción. Pasar todo por el agujero del lavamanos o lavaplatos, previa colocación de la junta que va entre el artefacto y el grifo.

5º) Sujetar el grifo:

Desde debajo del lavamanos o lavaplatos colocar la junta de caucho, la arandela metálica y la tuerca de sujeción. Solo no podrá realizar este paso, necesitara alguien que sostenga el grifo desde arriba.

6º) Conectar los latiguillos:

Deberá conectar los latiguillos correspondientes al agua fría y caliente. El de la derecha siempre es el de agua fría y el de la izquierda de agua caliente. Abrir las llaves de pasos y verificar que todo funciona correctamente. Los latiguillos tienen diferentes extremos, macho y hembra, el primero que es el más pequeño se enrosca en el cuerpo del grifo y el otro a la llave de paso.


Un saludo