Página 1 de 7 123 ... ÚltimoÚltimo
Resultados 1 al 10 de 63

Tema: SEMANA SANTA EN POEMAS

  1. #1

    Predeterminado SEMANA SANTA EN POEMAS



    A JESUS CRUCIFICADO

    No me mueve, mi Dios, para quererte,
    el cielo que me tienes prometido,
    ni me mueve el infierno tan temido
    para dejar por eso de ofenderte.

    Tú me mueves, Señor: muéveme el verte
    clavado en una cruz y escarnecido,
    muéveme el ver tu cuerpo tan herido,
    muéveme tus afrentas y tu muerte.

    Muéveme en fin tu amor, de tal manera
    que aunque no hubiera cielo yo te amara
    y aunque no hubiera infierno te temiera.

    No tienes que me dar porque te quiera,
    porque aunque lo que espero no esperara
    lo mismo que te quiero te quisiera.

    Fray Miguel de Guevara
    [SIZE=3] Después de un dia gris,el sol siempre vuelve a salir. [/SIZE]

  2. # ADS
    Publicidad Circuit advertisement
    Fecha de Ingreso
    Always
    Mensajes
    Many
    Study & Experience
     
  3. #2

    Predeterminado



    AL CRISTO DEL CALVARIO

    En esta tarde, Cristo del Calvario,
    vine a rogarte por mi carne enferma;
    pero al verte, mis ojos van y vienen
    de tu cuerpo a mi cuerpo con vergüenza.

    ¿Cómo quejarme de mis pies cansados
    cuando veo los tuyos destrozados?
    ¿Cómo mostrarte mis manos vacías,
    cuando las tuyas están llenas de heridas?

    ¿Cómo explicarte a ti mi soledad,
    cuando en la Cruz alzado y sólo estás?
    ¿Cómo explicarte que no tengo amor,
    cuando tienes rasgado el corazón?

    Ahora ya no me acuerdo de nada,
    huyeron de mí todas las dolencias.
    El ímpetu del ruego que traía
    se me ahoga en la boca pedigüeña.

    Y sólo pido, no pedirte nada,
    estar aquí, junto a tu imagen muerta,
    ir aprendiendo que el dolor es sólo
    la llave santa de tu santa puerta.

    _GABRIELA MIST
    [SIZE=3] Después de un dia gris,el sol siempre vuelve a salir. [/SIZE]

  • #3
    Fecha de Ingreso
    Dec 2006
    Ubicación
    Baixo Miño, Galicia
    Mensajes
    23,205

    Predeterminado



    Poema a la muerte de Genarin


    ¡Silencio! ¡Mucho silencio!
    este acto así lo exige.
    Yo lo pido y recomiendo
    porque me apena y me aflige
    el conmemorar la muerte
    de un popular leonés
    que tuvo la mala suerte
    de dar un mortal traspiés.
    Desde entonces, unos cuantos
    leoneses de buen linaje
    la noche de Jueves Santo
    le rinden este homenaje.
    Fija tengo en la pupila
    la noche de Jueves Santo,
    cuando repica la esquila
    y el tambor va redoblando.
    Y, mientras pasa la ronda
    despertando a los hermanos
    la noche se hace redonda
    como la copa de un árbol.
    En esta hora de ahora
    estará Pérez Herrero
    añorando más que añora
    este homenaje postrero.
    Retozan en mi memoria
    muchos paseos nocturnos,
    cuán cangilones de noria
    alrededor de Neptuno,
    desgranando alguna historia
    de estas callejas añejas
    blasonadas de hidalgía
    donde un Cristo en agonía
    con guardia de candilejas
    testifica gestas viejas
    del León del alma mía.
    Calle de La Sal, calle
    calle de los treinta pasos
    yo puedo medir tu talle
    con solo extender los brazos.
    Calle angosta y recoleta
    antigua calle gremial
    que bien te cantó el poeta
    vieja calle de La Sal
    de la sal y la solera.
    Limitas con La Paloma
    que es calle más bullanguera
    que a la a la catedral asoma.
    ¡Oh, Catedral, Catedral!
    ¡Oh bella y pulcra leonina!
    ¡Oh, maravilla inmortal
    de todas las maravillas!
    Perdona la fantasía
    de este que en el bar Exprés
    trató de venderte un día
    a un viejo turista inglés.
    Hace veintisiete años
    que, junto a estos muros viejos,
    murió el bueno de Genaro,
    el mercader de pellejos.
    Murió aquí, junto a los cubos
    cuando con su mercancía
    no andaba que daba tumbos
    del orujo que traía.
    ¡Paradojas de la vida!
    ¡Aquí vendió su pellejo!
    Un conductor homicida
    le cazó como a un conejo.
    Murallas, viejas murallas
    murallas de piedra y cal,
    que sabéis de cien batallas
    de la morisca infernal.
    Murallas de viejos muros
    muros viejos de murallas
    que teníais a extramuros
    las huertas de La Payana.
    Murallas de canto y barro
    murallas del siglo once,
    del arco de San Pelayo
    hasta la torre de Ponce,
    maltrechass y carcomidas
    por estrago de los años
    gritad conmigo afligidas
    por la muerte de Genaro.
    ¡Honor siempre a la memoria
    de Genaro en Jueves Santo!
    ¡Que Dios le tenga en la gloria
    por haber bebido tanto!

  • #4

    Predeterminado



    Gallego ,bonito poema

    [SIZE=3] Después de un dia gris,el sol siempre vuelve a salir. [/SIZE]

  • #5
    Fecha de Ingreso
    Apr 2007
    Ubicación
    El Olimpo de los Dioses
    Mensajes
    25,029

    Predeterminado



    A CRISTO EN LA CRUZ

    ¿Quién es aquel Caballero
    herido por tantas partes,
    que está de expirar tan cerca,
    y no le socorre nadie?

    «Jesús Nazareno» dice
    aquel rétulo notable.
    ¡Ay Dios, que tan dulce nombre
    no promete muerte infame!

    Después del nombre y la patria,
    Rey dice más adelante,
    pues si es rey, ¿cuándo de espinas
    han usado coronarse?

    Dos cetros tiene en las manos,
    mas nunca he visto que claven
    a los reyes en los cetros
    los vasallos desleales.

    Unos dicen que si es Rey,
    de la cruz descienda y baje;
    y otros, que salvando a muchos,
    a sí no puede salvarse.

    De luto se cubre el cielo,
    y el sol de sangriento esmalte,
    o padece Dios, o el mundo
    se disuelve y se deshace.

    Al pie de la cruz, María
    está en dolor constante,
    mirando al Sol que se pone
    entre arreboles de sangre.

    Con ella su amado primo
    haciendo sus ojos mares,
    Cristo los pone en los dos,
    más tierno porque se parte.

    ¡Oh lo que sienten los tres!
    Juan, como primo y amante,
    como madre la de Dios,
    y lo que Dios, Dios lo sabe.

    Alma, mirad cómo Cristo,
    para partirse a su Padre,
    viendo que a su Madre deja,
    le dice palabras tales:

    Mujer, ves ahí a tu hijo
    y a Juan: Ves ahí tu Madre.
    Juan queda en lugar de Cristo,
    ¡ay Dios, qué favor tan grande!

    Viendo, pues, Jesús que todo
    ya comenzaba a acabarse,
    Sed tengo, dijo, que tiene
    sed de que el hombre se salve.

    Corrió un hombre y puso luego
    a sus labios celestiales
    en una caña una esponja
    llena de hiel y vinagre.

    ¿En la boca de Jesús
    pones hiel?, hombre, ¿qué haces?
    Mira que por ese cielo
    de Dios las palabras salen.

    Advierte que en ella puso
    con sus pechos virginales
    una ave su blanca leche
    a cuya dulzura sabe.

    Alma, sus labios divinos,
    cuando vamos a rogarle,
    ¿cómo con vinagre y hiel
    darán respuesta süave?

    Llegad a la Virgen bella,
    y decirle con el ángel:
    «Ave, quitad su amargura,
    pues que de gracia sois Ave».

    Sepa al vientre el fruto santo,
    y a la dulce palma el dátil;
    si tiene el alma a la puerta
    no tengan hiel los umbrales.

    Y si dais leche a Bernardo,
    porque de madre os alabe,
    mejor Jesús la merece,
    pues Madre de Dios os hace.

    Dulcísimo Cristo mío,
    aunque esos labios se bañen
    en hiel de mis graves culpas,
    Dios sois, como Dios habladme.

    Habladme, dulce Jesús,
    antes que la lengua os falte,
    no os desciendan de la cruz
    sin hablarme y perdonarme.


  • #6
    Fecha de Ingreso
    Apr 2007
    Ubicación
    El Olimpo de los Dioses
    Mensajes
    25,029

    Predeterminado



    Soy un cristo salvaje en la pared

    Ínfimo fantoche ante el imperio de mis pies
    duele mi sombra a la pared.

    Mis pies que caminaron el dolor
    la llaga, el peso de la llaga,
    crecieron como un nimbo sobre ella.

    El dolor es parte de mis pies
    como ellos del dolor dolor andado,
    y hoy sostienen la precaria sombra
    de mi cuerpo en la pared
    arrastrando un cristo en estado salvaje
    . . .su destierro
    el pulso cerrado a la respiración
    el camino que sin mí no se detiene.

    Hija de mis pies, yo soy su sombra
    como la sombra es eco
    de mi cristo en la pared.


    María Eugenia Caseiro

  • #7
    Fecha de Ingreso
    Dec 2006
    Ubicación
    Baixo Miño, Galicia
    Mensajes
    23,205

    Predeterminado



    Para quien no conozca al personaje:
    http://www.barriohumedo.net/gest_web...D=15&arefid=69
    http://es.wikipedia.org/wiki/Genar%C3%ADn

  • #8

    Predeterminado



    En AL PONERLE EN LA CRUZ

    En tanto que el hoyo cavan
    a donde la cruz asienten,
    en que el Cordero levanten
    figurado por la sierpe,

    aquella ropa inconsútil
    que de Nazareth ausente
    labró la hermosa María
    después de su parto alegre,

    de sus delicadas carnes
    quitan con manos aleves
    los camareros que tuvo
    Cristo al tiempo de su muerte.

    No bajan a desnudarle
    los espíritus celestes,
    sino soldados que luego
    sobre su ropa echan suertes.

    Quitáronle la corona,
    y abriéronse tantas fuentes,
    que todo el cuerpo divino
    cubre la sangre que vierten.

    Al despegarle la ropa
    las heridas reverdecen,
    pedazos de carne y sangre
    salieron entre los pliegues.

    Alma pegada en tus vicios,
    si no puedes, o no quieres
    despegarte tus costumbres,
    piensa en esta ropa, y puede.

    A la sangrienta cabeza
    la dura corona vuelven,
    que para mayor dolor
    le coronaron dos veces.

    Asió la soga un soldado,
    tirando a Cristo, de suerte
    que donde va por su gusto
    quiere que por fuerza llegue.

    Dio Cristo en la cruz de ojos,
    arrojado de la gente,
    que primero que la abrace,
    quieren también que la bese.

    ¡Qué cama os está esperando,
    mi Jesús, bien de mis bienes,
    para que el cuerpo cansado
    siquiera a morir se acueste!

    ¡Oh, qué almohada de rosas
    las espinas os prometen!;
    ¡qué corredores dorados
    los duros clavos crueles!

    Dormid en ella, mi amor,
    para que el hombre despierte,
    aunque más dura se os haga
    que en Belén entre la nieve.

    Que en fin aquella tendría
    abrigo de las paredes,
    las tocas de vuestra Madre,
    y el heno de aquellos bueyes.

    ¡Qué vergüenza le daría
    al Cordero santo el verse,
    siendo tan honesto y casto,
    desnudo entre tanta gente!

    ¡Ay divina Madre suya!,
    si agora llegáis a verle
    en tan miserable estado,
    ¿quién ha de haber que os consuele?

    Mirad, Reina de los cielos,
    si el mismo Señor es éste,
    cuyas carnes parecían
    de azucenas y claveles.

    Mas, ¡ay Madre de piedad!,
    que sobre la cruz le tienden,
    para tomar la medida
    por donde los clavos entren.

    ¡Oh terrible desatino!,
    medir al inmenso quieren,
    pero bien cabrá en la cruz
    el que cupo en el pesebre.

    Ya Jesús está de espaldas,
    y tantas penas padece,
    que con ser la cruz tan dura,
    ya por descanso la tiene.

    Alma de pórfido y mármol,
    mientras en tus vicios duermes,
    dura cama tiene Cristo,
    no te despierte la muerte.

    _Lope Félix de Vega Carpio
    [SIZE=3] Después de un dia gris,el sol siempre vuelve a salir. [/SIZE]

  • #9

    Predeterminado



    Getsemaní
    LA NOCHE

    En la noche de tragedia
    con mi Maestro salí.
    Por la llaga de mi espíritu
    se acercó Getsemaní.
    Sobre la roca de mi alma
    cayó el divino Rabí:
    "Pasa, Señor, este cáliz,
    pasa este cáliz de Mí".

    En la noche de tragedia
    me pidió: "Ruega hasta el fin".
    En el flanco de la roca
    con los demás me dormí.
    La mirada del Maestro
    sobre la frente sentí:
    "Ni una hora de tinieblas
    pudiste velar por Mí".
    Cuando vi sangre y anhelos
    en su frente de marfil;
    cuando la copa de ajenjo
    vi en la roca del jardín,
    de redención traspasada
    contra la noche caí:
    "La copa de Tu amargura
    déjame beber a mi".

    El cáliz quedó en mis manos;
    un sorbo apenas bebí:
    la acritud de largos siglos
    en un segundo sentí.
    Como una daga de amores
    la voz llegó del Rabí:
    "La copa henchida de hieles
    apuré, hombre, por ti".

    EL DÍA

    "Basta, divino Maestro,
    no puedo esta hiel sufrir".
    Y la noche se hizo día:
    Jesús la bebió por mi.

    Leonilda A. Peverini
    [SIZE=3] Después de un dia gris,el sol siempre vuelve a salir. [/SIZE]

  • #10

    Predeterminado

    Controla tu banco


    LA SAETA

    ¡Oh, la saeta, el cantar
    al Cristo de los gitanos,
    siempre con sangre en las manos,
    siempre por desenclavar!
    ¡Cantar del pueblo andaluz,
    que todas las primaveras
    anda pidiendo escaleras
    para subir a la cruz!
    ¡Cantar de la tierra mía,
    que echa flores
    al Jesús de la agonía,
    y es la fe de mis mayores!
    ¡Oh, no eres tú mi cantar!
    ¡No puedo cantar, ni quiero
    a ese Jesús del madero,
    sino al que anduvo en el mar!
    [SIZE=3] Después de un dia gris,el sol siempre vuelve a salir. [/SIZE]

  • Página 1 de 7 123 ... ÚltimoÚltimo

    Información de Tema

    Usuarios Viendo este Tema

    Actualmente hay 1 usuarios viendo este tema. (0 miembros y 1 visitantes)

    Los visitantes han encontrado esta página buscando:

    SEMANA MAYOR

    poemas de perdon

    poemas para semena santa

    mensajes de semana santa

    poemas para pascuas

    dedicatorias para pascuas

    poemas de semana santa

    poemas semana santa

    jesus en la cruz

    cruz de cristo

    cristo crucificado

    poemas en semana santa

    poesia sobre semana santa

    IMAGENES DE CRISTOS EN LA CRUZ

    mensaje sobre semana santa
    dedicatoria para pascuas
    poemas de perdon de amor
    cruz pesada
    semana santa en poemas
    poema de semana santa
    mostrar imagenes de jueves santo
    semana santa jesus cargando la cruz
    poemas de pascua
    poema sobre semana santa
    jesus crucificado
    poema a semana santa
    poemas de la semana santa
    poema sobre la semana santa
    poesias sobre semana santa
    mensaje de semana mayor
    mensajes por semana santa
    mail poemas para mandar en pascua
    mensajes para pascuas
    MENSAJES PARA ENVIAR EN SEMANA SANTA
    poemas sobre la pascua
    Poesía a Santa María Magdalena
    cristo en la cruz
    dios grande y verdadero
    es tu pasion
    poesia a maria magdalena
    emoticonos aplauso
    dedicatoria a la semana santa
    semana santa jesus es crucificado
    poemas relacionados a la semana santa
    poemas a la santa cruz de cristo
    mensaje en la semana mayor
    dedicatorias para la semana santa
    POESIAS DE LA SEMANA MAYOR
    poesia que hable de la semana santa
    poesia para pascuas

    Permisos de Publicación

    • No puedes crear nuevos temas
    • No puedes responder temas
    • No puedes subir archivos adjuntos
    • No puedes editar tus mensajes
    •