Sucedió en Orense, hace ahora algo más de dos años, cuando una niña orensana de diez años se quejó a su madre de dolores en el estómago. por lo que fue trasladada a urgencias, donde el médico le informó de que su hija estaba embarazada de tres meses.

El autor de la "proeza" fue un colombiano, supuesto novio de una canguro que debía haberse dedicado a cuidar de la niña. En estos días, se celebrará el juicio de este monstruo, al que la Fiscalía pide 25 años de cárcel, pero que mucho nos tememos que, como es usual en esta "compasiva" España, al final salga libre cumplidos 6 u 8 años. Yo opino que, con estas alimañas sólo cabe una sentencia: la castración.

La noticia:
[size=3]Violada, embarazada y madre a los 10 años.[/size]