Página 2 de 55 PrimerPrimer 12341252 ... ÚltimoÚltimo
Resultados 11 al 20 de 546

Tema: Segunda Guerra Mundial

  1. #11
    Fecha de Ingreso
    Dec 2006
    Ubicación
    gatolandia
    Mensajes
    15,622

    Predeterminado



    Cita Iniciado por Ender Ver Mensaje
    Vale! Vamos allá. Veamos primero donde creemos que debemos empezar a documentar. Creo que habría que empezar por encontrar el inicio de nuestro camino cronologicamente hablando.

    Podemos hablar de la Segunda Guerra Mundial desde Septiembre del 39 o podemos hablar de ella antes si empezamos desde la anexion de los paises circundantes (11-37) o de la retoma de Danzig (38)o incluso desde que el partido nazi llega al poder. No se cuan amplia deberia ser nuestra introducción. Mi opinión es empezar el mismo día que Hitler da la orden de atacar Polonia. 31 de Agosto de 1939. Y hacer una breve introduccion con los antecedentes.

    De ahi vamos diviendo por temas o por paises implicados y los vamos siguiendo en orden cronológico. Tras ello hablar de las consecuencias politicas economicas, etc que se produjeron en la inmediata post-guerra y las consecuencias de eso hoy.

    Pero vamos.

    Os parece lo de hacerlo por secciones? No se que tipo de sección seria mas apropiada por ramas, por paises, por facciones

    Muy buena idea este hilo
    Hola Ender,

    esta mañana según venía en el coche iba dandole vueltas al tema.

    Había pensado empezar poniendo las biografías de los políticos más importantes involucrados en los inicios de la IIWW y pensaba hablar un poco del Putsch de Munich, de las SS, de las SA y de La Noche de los Cuchillos Largos (Nacht der langen Messer).

    A partir de aquí ir relatando los hechos a partir de la invasión de Polonia, que yo creo que es el punto inicial de la Guerra por orden cronológico, independientemente del teatro de operaciones, pero respetando la integridad del hecho independientemente de su duración.

    ¿Qué te parece?

    Salu2
    Es mejor estar callado y parecer tonto que hablar y despejar las dudas definitivamente.

  2. # ADS
    Publicidad Circuit advertisement
    Fecha de Ingreso
    Always
    Ubicación
    Advertising world
    Mensajes
    Many
    Study & Experience
     
  3. #12
    Fecha de Ingreso
    Dec 2006
    Ubicación
    gatolandia
    Mensajes
    15,622

    Predeterminado Adolf Hitler



    Adolf Hitler (Braunau am Inn, Austria, 20 de abril de 1889 - Berlín, 30 de abril de 1945), político alemán de origen austríaco, que estableció un régimen nacionalsocialista en el que recibió el título de Reichskanzler (canciller imperial) y Führer (caudillo, líder o guía).

    Como jefe del Partido Nacional Socialista Alemán de los Trabajadores (Nationalsozialistische Deutsche Arbeiterpartei o NSDAP), dirigió el gobierno del país de 1933 a 1945, período en el que ocupó sucesivamente los cargos de canciller, jefe de Gobierno y jefe de Estado.

    Orador dotado y carismático, poseído por una profunda capacidad de convicción, Hitler es considerado como uno de los líderes más influyentes y crueles de la historia. Fue el autor intelectual de uno de los genocidios más grandes de la historia al enviar a seis millones de personas a la muerte y provocar una guerra que produjo la muerte de más de 50.000.000 de personas. El sistema industrial-militar que instauró llevó a Alemania a salir de la crisis económica posterior a la Primera Guerra Mundial y, en su apogeo, a controlar gran parte de Europa.

    Hitler ordenó la invasión de Polonia en 1939, en lo que constituyó el factor detonante de la Segunda Guerra Mundial. La guerra que el Eje (Alemania, Italia y Japón) y los aliados llevaron a cabo durante ese tiempo condujo a la destrucción de gran parte de Europa.

    Su vida
    Adolf Hitler nació en Braunau am Inn, una pequeña aldea cerca de Linz en la provincia de la Alta Austria, no muy lejos de la frontera alemana, en lo que entonces era el Imperio Austrohúngaro. Su padre, Alois Hitler, (1837-1903), era un modesto agente de aduanas nacido fuera de matrimonio. Hasta la edad de 40 años, Alois usó el apellido de su madre, Schicklgruber. Cinco años después de tener a su hijo, Maria Anna Schicklgruber se casó con Johann Georg Hiedler. Al poco tiempo, el hermano de Johann, Nepomuk, llevó a Alois a vivir con su familia. Su infancia la pasó en Linz, donde fue al mismo colegio que Ludwig Wittgenstein, y su juventud en Viena.

    En 1876, cuando hacía años que María y Georg habían fallecido, Nepomuk, quien había ejercido de padre adoptivo, dio su apellido a Alois, haciendo constar en el registro bautismal a Georg Hiedler como padre legítimo. Más tarde, Adolf Hitler sería acusado por sus enemigos políticos de no ser legítimamente Hitler, sino Schicklgruber. Su madre, Klara Hitler (nombre de soltera Klara Pölzl), era a su vez también prima segunda de su padre. Klara tuvo seis hijos; Adolf fue el segundo y, junto con su hermana menor Paula, el único que sobrevivió a la infancia.

    Hitler era un chico inteligente, pero cambiante, y en dos ocasiones suspendió el examen de entrada a la universidad de Linz. Allí quedó cautivado por las lecturas pangermánicas y antisemitas del profesor Leopold Poetsch, quien influyó notablemente en la mente del joven.

    Hitler era devoto de su madre y probablemente odiaba a su padre, quien era un estricto disciplinario. Padre e hijo tampoco compartían sus ideas políticas. Alois Hitler también deseaba que su hijo llegara a ser funcionario como él, empleo del que se sentía muy orgulloso y al que había llegado prácticamente sin una base académica. Pero al joven Hitler ese futuro no le seducía en absoluto, ya que estaba demasiado alejado de su objetivo, las artes. Se interesó por la pintura y la arquitectura, pero no logró ser admitido en la Escuela de Bellas Artes de Viena al no poseer talento.

    Hitler, en su libro Mein Kampf (Mi Lucha), es respetuoso con su padre, aunque indica que había diferencias irreconciliables sobre su firme decisión de convertirse en artista. Alois falleció en enero de 1903 y Klara, tercera mujer de Alois y madre de Adolf Hitler, murió de cáncer en diciembre de 1907, lo que le afectó profundamente.

    Muchos historiadores especulan que su odio extremo hacia los judíos era por la posibilidad de que el padre biológico de Alois (y por tanto su abuelo) fuera de origen judío, lo que fue desmentido luego. Otros lo atribuyen a que su madre murió al cuidado de un médico judío, pero el mismo Hitler pareció estar agradecido por sus atenciones (le regaló una pintura y más tarde como canciller le permitió salir de Austria). Según algunos, sería la idea de la supuesta influencia sionista para que Estados Unidos entrara en la guerra. Hasta la fecha, ninguna de estas aseveraciones ha sido convincentemente confirmada.

    Según sus escritos, él consideraba a los judíos como una raza extranjera en territorio alemán y compartía muchas de las ideas antisemitas comunes en la época, que eran de origen muy antiguo (un ejemplo de esto lo tenemos en la influencia del panfleto apócrifo Los protocolos de los sabios de Sión). Así es como hablaba de una "conspiración judeobolchevique" (en la que incluía a todos los movimientos de izquierda por igual), al mismo tiempo que culpaba a los empresarios y financistas judíos de los problemas económicos por los que pasaba Alemania en ese entonces (algunos de sus primeros discursos versaban sobre lo que él llamaba "la esclavitud del interés"). Como se verá, eso llevó a acusarlos también de llevar a Alemania a la derrota en 1918.

    En 1905 abandonó la escuela secundaria de Linz para ir a Viena e ingresar en la Academia de Bellas Artes con el fin de convertirse en pintor, pero fue rechazado en el examen de ingreso. A pesar de su fracaso, decidió quedarse en Viena, viviendo de la venta de sus pinturas con grandes dificultades económicas (llegó a vivir durante tres años en un albergue para indigentes), para seguir pintando y presentarse a un segundo examen de ingreso, que no llegó a realizar nunca. Viena, una ciudad cosmopolita, con mucha vitalidad intelectual y multicultural, le era por completo incomprensible. En aquella época, en Viena existía un importante ambiente antisemita.

    Se trasladó a Múnich en 1913 para eludir el servicio militar en su país, aparentemente porque no deseaba servir a las órdenes de oficiales húngaros y judíos, y atraído también por la prosperidad y fortaleza que mostraba Alemania, en contraste con la decadente y débil Austria.


    Primera Guerra Mundial
    Al inicio de la Primera Guerra Mundial (1914) decidió alistarse como voluntario en el ejército alemán. Realizó su servicio en Francia y Bélgica como mensajero del 16° Regimiento de Infantería Bávara de Reserva, que lo expuso al fuego enemigo. También aprovechó para dibujar algunas historietas y dibujos de instrucción para el periódico del ejército. Fue ascendido al rango de cabo y condecorado en varias ocasiones por su valor en combate, destacando especialmente la consecución de la Cruz de Hierro de segunda clase el 2 de diciembre de 1914, y la Cruz de Hierro, primera clase, el 4 de agosto de 1918, un honor raras veces dado a un soldado de tan baja graduación (ya que aún no era ciudadano alemán, no fue promovido más allá del grado de cabo). En octubre de 1916, en el norte de Francia, Hitler fue herido en la pierna, regresando al frente en marzo de 1917.

    Hitler era considerado como un soldado «correcto», pero según se informa era impopular entre sus compañeros debido a una actitud poco crítica hacia los superiores. «Respetar al superior, no contradecir a nadie, obedecer a ciegas», dijo, describiendo su actitud mientras era enjuiciado por el putsch de Múnich en 1923. Uno de sus camaradas comentó: «Nos quejamos sobre él y encontrábamos intolerable que entre nosotros tuviéramos a un cuervo blanco» (Haiden, 1936).

    El 15 de octubre de 1918, poco antes del final de guerra, Hitler fue trasladado a un hospital de campaña, donde quedó temporalmente ciego por un ataque con gases tóxicos. Una investigación realizada por Bernhard Horstmann indica que su ceguera pudo haber sido resultado de una reacción histérica a la derrota alemana. Hitler expresó metafóricamente que durante aquella experiencia, al quitarse la venda que cubría sus ojos, fue cuando descubrió que el objetivo de su vida era lograr la salvación de Alemania. Mientras, fue tratado por un médico militar y un especialista en psiquiatría, que, según se informa, diagnosticó al cabo como «incompetente para comandar gente» y «peligrosamente psicótico». Su comandante declaró: «¡Nunca promoveré a este histérico!». Sin embargo, el historiador Sebastian Haffner, refiriéndose a la experiencia de Hitler en el frente, sugiere que por lo menos tuvo algún tipo de entendimiento con los militares.

    La capitulación alemana en noviembre de 1918 lo impactó de sobremanera, pues en la creencia popular alemana el ejército alemán permanecía invicto. Como muchos otros nacionalistas alemanes, Hitler culpó a los socialdemócratas («los criminales de noviembre») por la rendición. Una explicación extendida por la derecha conservadora sobre la capitulación era la Dolchstoßlegende («la leyenda de la puñalada por la espalda»), que pretendía argumentar que a espaldas del ejército los políticos socialistas y marxistas habían traicionado y «apuñalado» a los alemanes y sus soldados por la espalda. El Tratado de Versalles impuso reparaciones de guerra y otras sanciones económicamente muy perjudiciales para el país, declarando a Alemania culpable de los horrores de la Primera Guerra Mundial. Durante la negociación del documento surgieron controversias entre el afán pacificador de W. Wilson, presidente de EE.UU. y el vengativo revanchismo del premier francés, Georges Clemenceau. La reconciliación nunca estuvo dentro de los objetivos de Gran Bretaña y Francia porque, desde mediados del siglo XIX, Alemania siempre había rivalizado con estas dos potencias, por la hegemonía de Europa y el control sobre los territorios coloniales en África y Asia. El tratado fue considerado por los alemanes como una humillación y fue un importante factor en la creación de las reivindicaciones sociales y políticas demandadas por Hitler y su Partido Nacionalsocialista para llegar al poder.


    Inicios en el Nazismo

    Después de la guerra, Hitler permaneció trabajando para el ejército como espía militar, siendo destinado a la supresión de levantamientos socialistas, que estallaron a través de toda Alemania, incluyendo Múnich, lugar a donde Hitler regresó en 1919. Participó en el «pensamiento nacional», cursos organizados por el Departamento de Educación y Propaganda del grupo bávaro de la Reichswehr. Un objetivo clave de este grupo era crear una «cabeza de turco» para justificar la derrota alemana. Las cabezas de turco fueron encontradas en el Judaísmo Internacional, los comunistas y los políticos liberales, especialmente los miembros de la coalición de Weimar, que eran considerados como los «criminales de noviembre».

    En julio de 1919, Hitler fue designado V-Mann (Verbindungsmann, término alemán para espía de la policía) del Aufklärungskommando (Comando de Inteligencia) de la Reichswehr, con el objetivo de atraer a otros soldados de ideas similares, siendo asignado a infiltrarse en un pequeño partido nacionalista de extrema derecha, el Partido Obrero Alemán (DAP). Allí, Hitler conoció a Dietrich Eckart, uno de los primeros miembros y fundador del partido.

    Hitler comenzó a participar a tiempo completo en las actividades del partido. Ya a principios de 1921, Hitler era considerado como un gran orador, hablando frente a muchedumbres cada vez más grandes. En febrero, habló ante una muchedumbre de casi seis mil personas en Múnich. Para hacer pública la reunión, envió dos camiones de partidarios del Partido con esvásticas, causar conmoción y distribuir prospectos; fue el primer empleo de esta táctica. Hitler ganó notoriedad fuera del partido por sus discursos polémicos, atacando el Tratado de Versalles, a políticos y grupos rivales (sobre todo marxistas) y, siempre, a los judíos, a los que posteriormente intentaría exterminar en los campos de concentración.

    Por entonces, sus principales enemigos eran los comunistas; para combatirlos, creó la Sturmabteilung —la S.A.— comandada por Johann Ulrich Klintzich, aunque el verdadero jefe era el capitán Ernest Röhm. Toma como emblemas la Hakenkreuz —la cruz gamada— y el saludo del fascismo italiano del brazo en alto.

    Eso le hace acaparar apoyos en los sectores conservadores, aprovechándose de la situación de recesión favorecida por la posguerra, culpando a los judíos, los comunistas y a los países que habían vencido a Alemania de imponer unas condiciones asfixiantes.

    El grupo adquirió mayor preponderancia y en 1921 tomó el nuevo nombre de Partido Nacional Socialista Alemán de los Trabajadores (NSDAP), también llamado Partido Nazi. En 1923 Hitler preparó, con el apoyo de Erich Ludendorff, un fallido golpe de Estado, por lo que fue condenado a cinco años de prisión, de los cuales sólo cumplió ocho meses. Durante su encarcelamiento, en un régimen carcelario bastante blando, le dictó a Rudolf Hess su manifiesto político Mein Kampf, en el que presentaba a Alemania y al mundo cuál iba a ser su política futura y su visión del Lebensraum. Fue puesto en libertad en diciembre de 1924.

    Si bien en un principio Hitler no consideraba erigirse como un líder mesiánico de Alemania, después del Putsch, sus colaboradores y seguidores fueron inculcando dicha imagen frente a la opinión pública alemana, y finalmente Hitler aceptó tomar dicho papel.

    El inicio de la Gran Depresión de 1929, el paro y el consecuente desencanto del pueblo alemán favorecieron, entre otras circunstancias, el incremento de sus seguidores y dieron a su partido mayores posibilidades de trabar estrechas relaciones con los medios sindicales patronales, que buscaban fuerzas de choque para emplearlas contra las organizaciones obreras de izquierda.

    El gran carisma y un desarrollado talento en la oratoria impresiona a muchas personas que se le unen, tales como Albert Speer y Rudolph Hess, entre otros.

    Logró atraerse a las clases medias, los trabajadores en paro y los grandes industriales y logró que su partido se convirtiera en el grupo parlamentario más fuerte en 1932. Sin embargo, fue derrotado por Paul von Hindenburg en las elecciones de marzo de ese año.

    En este periodo, su vida sentimental se vio marcada por su relación con su sobrina Geli Raubal, que terminó suicidándose en oscuras circunstancias. Geli Raubal era hija de su hermanastra Angela y fue una de las llamadas Mujeres de Hitler.


    Ascenso al poder
    Tras su derrota en las elecciones de 1932, Hitler promovió una ola de revueltas y violencia callejera que forzó al débil e inestable gobierno al colapso. Paul von Hindenburg se vio forzado a pactar con Hitler, que fue nombrado canciller alemán el 30 de enero de 1933 con la colaboración de los católicos de Franz von Papen y sus socios. Disolvió el Parlamento y convocó elecciones, liderando el Partido Nacional-socialista. Una semana antes de las votaciones, se produjo un incendio en el edificio del Reichstag y Hitler, tras acusar a la oposición comunista y social-demócrata del incendio, promulgó leyes de excepción, eliminando y persiguiendo a muchos adversarios políticos.

    Consiguió la mayoría en las elecciones de mayo (aunque muchos historiadores señalan que no logró un apoyo importante por parte del pueblo alemán inicialmente). En poco tiempo, logró afianzarse en el poder, detentando los cargos de canciller y presidente de la República a la muerte de Hindenburg (2 de agosto de 1934), nombrándose a sí mismo Reichsführer. Estableció el nacional-socialismo como único partido legal. Eliminó a los oponentes de su propio partido y a colaboradores de dudosa fidelidad durante la llamada «Noche de los cuchillos largos», iniciando el proceso de eliminación de diversos grupos raciales, políticos, sociales y religiosos que consideraba «enemigos de Alemania» y «razas impuras», lo que más tarde le llevó a crear los campos de concentración para la liquidación sistemática de comunistas, judíos, Testigos de Jehová Bibelforscher, gitanos, enfermos mentales y homosexuales, principalmente, así como a un intenso rearme.
    Es mejor estar callado y parecer tonto que hablar y despejar las dudas definitivamente.

  • #13
    Fecha de Ingreso
    Dec 2006
    Ubicación
    gatolandia
    Mensajes
    15,622

    Predeterminado Adolf Hitler (cont)



    La Alemania nazi de la pre-guerra
    Hitler, como dirigente de Alemania, ordenó la creación de un automóvil asequible para todos los ciudadanos, al que pensaba llamar «el vehículo del pueblo» (Volkswagen). Dicho automóvil fue diseñado y creado por Ferdinand Porsche. De ésta forma nació el coche más vendido de la época, el Volkswagen (que ahora es una marca, y entones era el modelo) conocido después como el Escarabajo (el más vendido de la historia hasta 2007 es el Toyota Corolla, aparecido en la década de los 60 del siglo XX).

    Promovió un estado del bienestar cimentado sobre la creación de una seguridad social parcial, controlando el precio de la vivienda para que fuera asequible a todos los ciudadanos (las hipotecas suponían aproximadamente un 7% del salario de un alemán medio) y apoyando un nuevo concepto consistente en las vacaciones de ocio asequibles a la parte del pueblo que comulgaba con las ideas del régimen y eran catalogados como arios, financiando éste bienestar parcial con la venta y usurpacion de bienes a las minorias no arias, junto con el trabajo esclavo de ésta parte del pueblo en las fábricas (como Siemens AG e Industriehof en el campo de Ravensbrück) que apoyaban el régimen.

    Entregó a los campesinos arios tierras en propiedad que anteriormente pertenecían al Estado.

    En 1935, Alemania exhibió una mejora sustancial en términos macroeconómicos, los índices de desempleo bajaron y la economía se vio fortalecida por un crecimiento interno superior al resto de las naciones europeas.

    Dueño absoluto de Alemania, mostró sus éxitos contra el paro y en política exterior (reincorporación del Sarre y remilitarización de la Renania en 1936), lo que le valió el apoyo popular. La inauguración de los XI Juegos Olímpicos, en agosto de 1936, dio el espaldarazo definitivo a la televisión en general y al régimen en particular: se estiman en 150.000 los espectadores que pasaron por las distintas salas públicas de visión.

    En 1937, la Alemania de Hitler alcanzó el mayor nivel de desarrollo desde la I Guerra Mundial. Se ampliaron los programas de salud social parciales, se mejoraron los niveles de vida de la tercera edad (se aprobó la eutanasia selectiva no-voluntaria), los niveles de seguridad social parcial se vieron poderosamente reforzados. Aunados además a una mejor urbanización, los niveles generales de la clase media se vieron incrementados. La población en general percibió que la Alemania post Versalles había desaparecido y surgía un potente espíritu nacionalista.

    A fines de ese mismo año, Hitler reunió a su Estado Mayor General (OKH) y les expresó su deseo de iniciar una guerra contra los eslavos. Esto se ratificó el 28 de mayo de 1938 en la segunda reunión.

    El 1 de octubre de 1938 se verifica la Anexión de Austria y de los Sudetes al territorio alemán, denominada Anschluss. Con ello, Hitler ganaba dividendos políticos al anexar este territorio ocupado por alemanes propiamente dichos y descendientes de alemanes.

    Continuó la persecución de los judíos, promulgando leyes contra sus derechos más elementales y un ataque directo en la «Noche de los cristales rotos».

    Hitler, como un hábil orador y experto en la manipulación de masas, promovió y apoyó las investigaciones sobre la televisión, primero instalando en Berlín un estudio de televisión (llamado Paul Nipkow, que emitió hasta el año 1944) dotado de la televisión electromecánica de diseño Baird, luego requiriendo los servicios del propio John Logie Baird y más tarde apostando fuerte por la televisión electrónica (con tubo de imagen o iconoscopio). A mediados de los años 40 Alemania contaba con la mayor red de televisión del mundo, teniendo sus distintas sedes unidas por cable.

    En 1939, se verifica la Ocupación de Checoslovaquia en el marco de la anexión germana.

    El 23 de agosto de 1939, Hitler recibió la confirmación de la firma del Pacto Ribbentrop-Molotov convenido con la URSS; Hitler jugaba al ajedrez con el inminente escenario bélico.

    El 23 de octubre 1939, pocos días después de la Invasión de Polonia, firmó la Orden de Eutanasia denominada Programa Gnadentod autorizando a la Comisión creada por Himmler denominada Comisión para la Curación y el Cuidado del Reich a su aplicación inmmediata bajo la supervisión del director de la Cancillería Philip Bouhler y ejecutada por SS Viktor Branck y Verner Blankenburg. Se eliminaron 60.000 discapacitados mentales y físicos, desarrollándose a gran escala en dos años, menguando en agosto de 1941, pero sin llegar a interrumpirse en ningún momento.

    Otros programas de purificación racial también fueron autorizados por Hitler, tales como la persecución y asesinato de homosexuales.


    Segunda Guerra Mundial

    Después de la anexión de Austria y Checoslovaquia, el panorama europeo quedó peligrosamente inestable. El 1 de septiembre de 1939 Alemania y la Unión Soviética ocuparon Polonia y dos días después, el 3 de septiembre, Francia y Gran Bretaña declararon la guerra a Alemania, iniciándose así la Segunda Guerra Mundial. Empleó una nueva forma de hacer la guerra conocida como Blitzkrieg (guerra relámpago), conquistando en poco tiempo numerosas naciones europeas que anexionaba a su imperio, como Holanda, Bélgica, Grecia, Yugoslavia y Dinamarca, entre otras. Especialmente brillante fue la conquista de Francia, nación a priori con una potencia militar similar a la de Alemania y a la que derrotó en tan sólo 3 semanas gracias a la ofensiva de Las Ardenas, la cual fue diseñada por él mismo. Tras conquistar Francia, obligó a los dirigentes franceses a firmar la capitulación exactamente en el mismo lugar donde los alemanes habían firmado la rendición tras la Primera Guerra Mundial. Inglaterra evitó milagrosamente la derrota gracias a una heroica actuación de la RAF (Royal Air Force), que consiguió derrotar a una muy superior fuerza aérea alemana en la Batalla de Inglaterra. Entre tanto, Hitler continuó con sus planes para la grandeza del Tercer Reich -al que él se refería como el Imperio de los Mil Años-, haciéndose cargo personalmente de detalles como la macrorreforma urbanística de Berlín, que planeó junto con su arquitecto de cabecera, Albert Speer.

    Invadió la URSS el 22 de junio de 1941, pensando en acabar con el «gigante ruso» al cabo de algunas semanas en una rápida campaña al estilo Blitzkrieg; sin embargo, la falta de información respecto de la cantidad de divisiones, armamentos y, sobre todo, el retraso inicial de la campaña en 4 meses le enfrentó al más duro de los inviernos rusos, que le impidió tomar Moscú; además, sitió Leningrado, produciendo la muerte de más de un millón de rusos de hambre y frío. Para 1942, Hitler empezó a hablar en sus círculos íntimos de su sucesor y muchos nombres se empezaron a barajar en su entorno, generando una lucha tras bambalinas por lograr sucederle. Se pueden citar a Himmler, Hermann Göring, Martin Bormann y más tarde a Albert Speer, pero el que sonaba fuerte era Reinhard Heydrich, quien a los ojos de Hitler era el más perspectivo Nazi y su posible sucesor, quien murió en Praga después de un atentado bajo la Operación Antropoide. Hitler enfurecido ordenó al sucesor de Heydrich en Praga, Karl Hermann Frank, las matanzas de Lídice y Lezaky. Miles de personas murieron en Bohemia.

    Para esa fecha, los científicos del Instituto Káiser Guillermo, Otto Hann y Werner Heisenberg, habían estado tras los pasos del desarrollo de la bomba atómica. Estos propusieron a Albert Speer que colaborara con los suministros necesarios para materializar la bomba. Sin embargo, Hitler despreció estos avances denominando este tema como física judía, pues tenía una marcada fobia a todo lo relacionado con Albert Einstein. Para ese momento, Alemania estaba a no menos de 5 años de culminar su proyecto. Algunos avances se hicieron en territorio noruego con la producción de agua pesada.

    Hitler prefirió centrar su atención en los avances del desarrollo de los cohetes V1 y V2.

    Después hizo girar el eje de las operaciones hacia el Cáucaso, invadió Crimea y se acercó a Stalingrado, donde se libró una despiadada Batalla de Stalingrado o batalla de desgaste en la cual los soviéticos, aprovechando los débiles flancos de la retaguardia alemana, le infligieron una de las mayores derrotas. Los rusos cambiaron las tornas del destino y fueron desalojando a los alemanes de su territorio. Junto a ese escenario, en 1944 los Aliados invadieron Normandía, combatiéndosele por tanto en dos frentes. Ya hacia fines de 1943 era evidente que la guerra estaba perdida para la Alemania nazi. Por esta razón, muchos militares de la Wehrmacht y también civiles se conjuraron para complotar.

    En 1943, Hitler instruyó a Himmler para que divulgara a una selecta audiencia de las altas esferas del partido lo que sucedía con los judíos en la llamada Solución Final. El doble objetivo del llamado El discurso de Posen era involucrar por el conocimiento a la audiencia y hacerlos cómplices y, por otro lado, solicitarles el secreto por lo divulgado. Salvo el programa de eutanasia firmado por Hitler en 1939, Hitler jamás dio su firma ni instrucción por escrito al respecto, todo era instrucción verbal a Himmler. Sólo se dejaron escritos imputables en la Conferencia de Wannseeen 1942.

    Adolf Hitler fue blanco y objetivo de varias tentativas y atentados de facto , la mayoría tramados por militares alemanes, de los que siempre escapó con vida.

    El más importante fue el de 20 julio de 1944, liderado por Claus von Stauffenberg, que provocó el suicidio obligado de Erwin Rommel y Von Kluge entre otros.

    El 7 de abril de 1945, ya presintiendo el final, ordenó a Himmler ejecutar a todos los prisioneros políticos en los campos de concentración y en las cárceles, entre los cuales estaban el antiguo jefe de la Abwehr, Wilhelm Canaris, Georg Elser.

    Adolf Hitler jamás consideró capitular en la guerra, aun cuando fue evidente que ésta ya estaba perdida para el ejército alemán. Prohibió a sus generales rendirse y ordenó combatir hasta el final; incluso persiguió y mandó asesinar a quienes plantearon la rendición, la huida o iniciaron negociaciones de paz con los Aliados. Por ejemplo, se sabe del brutal interrogatorio y posterior ejecución de Hermann Fegelein, hombre cercano a Heinrich Himmler y cuñado de Eva Braun, como resultado del ataque de ira que Hitler y Joseph Goebbels sufrieron al enterarse de que Himmler intentaba pactar la paz con Eisenhower y Bernadotte.


    Muerte de Hitler

    Los detalles de su muerte siguen siendo debatidos y no comprobables todavía al ciento por ciento.

    La versión oficial de los aliados —que concuerda con la versión dada por su secretaria personal, Traudl Junge, en el libro Hasta la última hora: la secretaria de Hitler cuenta su vida (Bis zur letzten Stunde: Hitlers Sekretärin erzählt ihr Leben), con la versión de Joachim C. Fest, historiador y biógrafo, en El hundimiento (Der Untergang) así como la biografía del General Freytag von Loringhoven— indica que Hitler renunció a intentar huir de Berlín y se suicidó con un tiro de revólver y, al mismo tiempo, ingiriendo una cápsula de cianuro en su búnker, a 16 m de profundidad en el subsuelo del edificio de la Cancillería en Berlín, junto a su nueva esposa Eva Braun y rodeado de unos pocos incondicionales, el 30 de abril de 1945, cuando el Ejército Rojo, dirigido por el mariscal Zhúkov, tomaba Berlín y se encontraba a menos de 300 m del búnker.

    Aquel día, Hitler almorzó en compañía de sus secretarias en un silencioso ambiente y después del almuerzo hizo matar a su perra Blondie. Luego dio a su ayudante Otto Günsche instrucciones estrictas sobre la cremación de su cuerpo y el de su esposa, probablemente para evitar que fueran exhibidos como «trofeos de guerra», recordando el ultraje del cadáver de su amigo Benito Mussolini, que fue colgado desnudo boca abajo junto con el de su amante en una gasolinera de Milán, donde fue golpeado, escupido y despreciado durante días. El siguiente relato procede del testimonio de Günsche:

    "Hitler se retiró a eso de las 16 horas junto con Eva Braun a su despacho privado contiguo a la sala de mapas y Otto Günsche se paró frente al despacho esperando el momento de entrar; le acompañaba Linge. Se sintió un disparo ahogado y Günsche esperó unos 15 minutos de acuerdo a instrucciones; posteriormente Linge ingresó a la habitación de dos ambientes. Hitler estaba recostado a un extremo del sofá con un tiro en la sien, de la cual aún manaba sangre, su boca tenía una grotesca mueca.

    Según Günsche y Linge, Eva Braun estaba recostada al otro extremo con los ojos abiertos y una mueca de dolor en su rostro, una pistola estaba en la mesa a su disposición, pero no alcanzó a usarla, pues el cianuro había sido rápido.

    En efecto, Linge siguió a Günsche al entrar al compartimiento de Hitler, y una vez confirmada su muerte, levantó los cuerpos envueltos en una alfombra y los sacó al patio trasero de la Cancillería, en unos momentos en que llovían obuses rusos por doquier.

    Günsche depositó ambos cuerpos en un orificio de obús, los roció con unos 200 l de gasolina y les prendió fuego. Mientras se consumían, unos cuantos testigos, entre ellos Martin Bormann, Goebbels, realizaron un nervioso y acongojado saludo militar, mas un obús que estalló cerca les obligó a volver al búnker sin verificar la total consumación de la incineración.

    Su muerte se puso en duda durante mucho tiempo, creándose toda suerte de mitos.

    Recientes versiones surgidas en los años 1990 del lado ruso, confirman que los soviéticos (NKVD), después de una infructuosa búsqueda en la que incluso hallaron a un doble de Hitler suicidado en una habitación de la Cancillería como una forma de despistar, por fin dieron con los restos irreconocibles en parte de Hitler, Braun y la familia Goebbels y que estos, secretamente aun para el mismo general Zhúkov, fueron transportados en cajas especiales a la frontera, a un cuartel militar que luego pasaría a ser territorio de la República Democrática Alemana.

    Los rusos confirmaron inicialmente en 1955 la muerte de Hitler, pero no se mostraron evidencias muy sustanciales, salvo algunos detalles odontológicos, lo que confirmaba a pesar de todo que los rusos tenían los cuerpos.

    Estos restos permanecieron secretamente enterrados bajo un jardín de dicho cuartel y sólo algunas autoridades de la NKVD sabían dónde estaban, hasta que en los años 1970 fueron exhumados, se extrajo el cráneo a Hitler y el resto de los cadáveres fue incinerado para evitar que su tumba fuera objeto de veneración. No se ha podido dar con el cráneo de Hitler, pero una parte signada como de Hitler, el hueso parietal de su caja craneana está en un Museo soviético.
    Es mejor estar callado y parecer tonto que hablar y despejar las dudas definitivamente.

  • #14
    Fecha de Ingreso
    Dec 2006
    Ubicación
    gatolandia
    Mensajes
    15,622

    Predeterminado Adolf Hitler (cont)



    Rasgos de su personalidad
    El gran interés que despierta la figura de Hitler se debe precisamente a los ribetes de su extraordinario tipo de personalidad y su halo de impenetrabilidad. Hitler poseía un extraordinario carisma capaz de envolver no sólo a las personas, sino también a las masas, además de poseer una gran oratoria gesticular muy estudiada; pero quien haya permanecido con él diría lo mismo que opinó su ministro y arquitecto Albert Speer: «Nunca llegué a conocerlo».

    Hitler era en sí un individuo muy autosuficiente y solitario. Muy pocas personas integraban su séquito personal, se pueden citar a Albert Speer, el fotógrafo Heinrich Hoffmann, Martin Bormann, Wilhelm Bruckner, Joseph Dietrich, Joseph Goebbels, Julius Schaub, Julius Schreck y el arquitecto Geisler y sus secretarias personales. A ellos les exigía lealtad a toda prueba y discreción.

    Vegetariano, ecologista, amante de los animales, se dice que promulgó las primeras leyes de la historia que penaban el maltrato a los animales, aunque la verdad es que las primeras leyes contra el maltrato animal ya proceden del imperio romano . Se dice que no permitía a sus colaboradores fumar y beber enfrente de él.

    Hitler jamás visitó una ciudad bombardeada, un campo de concentración o un hospital.(la única excepción fue para visitar a las víctimas del atentado del 20 de julio). Un fiel ejemplo de este aspecto es que Hitler se negó a ver las fotos y filmaciones de las ejecuciones de los involucrados en el atentado ejecutado por Claus von Stauffenberg hacia su persona en 1944.

    Una de las características más relevantes de la personalidad de Hitler era la capacidad de subyugar a quienes lo rodearan; había personas que podían ser muy fuertes y seguras en sus campos de acción, pero en presencia de Hitler estas personalidades se veían disminuidas y manipuladas hasta el servilismo; por ejemplo, Hermann Göering expresó al ministro de finanzas Schacht que: "- Cada vez que estoy frente al Führer siento el corazón en un puño" -

    En su vida sentimental, muy discreta, se asocian los nombres de Geli Raubal, Eva Braun, quien fue su amante, Unity Mitford e Inga Ley. Leni Riefenstahl , una de las más sindicadas en su momento, negó haber sido amante de Hitler.

    Una de las secretarias personales de Hitler, Traudl Junge, describió así la esencia que emanaba de la persona de Hitler: «Cuando estaba presente (Hitler), todo el edificio bullía de actividad, todos corrían, los teléfonos sonaban, los radioespectadores no cesaban de enviar y recibir notas de comunicados (...) Cuando él estaba ausente, todo volvía a una monótona normalidad, Hitler era como una especie de dinamo». Traudl Junge describió a Hitler como una persona que presentaba dos personalidades: en una, era muy considerado y afable, y en la otra, muy fría, iracunda y avasallante en extremo, apasionada y calculadora.

    Cita Junge en sus remembranzas: «Hitler era vegetariano, gustaba del té y además no soportaba el calor; no se podía fumar en su presencia y hacía climatizar sus ambientes a no más de 11° C de temperatura. Otro de los aspectos es que a Hitler le gustaba escuchar chismes, pues lo distraían de su realidad. Además, Hitler se acostaba muy tarde, a las tres o cuatro de la madrugada, y se levantaba también muy tarde, entre las 10.00 y las 11.00 horas; el personal militar de la primera planta se acostaba en torno a la medianoche, terminada la última reunión de guerra de cada día, y se levantaba hacia las siete».

    Para los miembros cercanos a Hitler, Keitel, Lammers y Bormann, Hitler predicaba con el ejemplo pagando sus propios costes personales sin derogar ningún fondo del Estado. Los ingresos de Hitler, hábilmente administrados por su secretario personal Martin Bormann, sucesor de Rudolf Hess, provenían de los derechos por su imagen postal y por su libro Mein Kampf.

    Otro de los rasgos característicos de Hitler era su desprecio por la debilidad ante el enemigo y por éste, sobre todo al judaísmo y en segundo grado al comunismo, su impulsividad y su obcecación por las metas sin importar el costo que tuvieran. Por ejemplo: cuando Brauchistch le solicitó la retirada estratégica de Moscú, Hitler se encolerizó diciendo: «¡No me podéis quitar Moscú!, ¡quiero Moscú!»

    Un ejemplo de su aparente flexibilidad es cuando cedió ante Himmler por la deportación de los holandeses a Polonia, en pro de aumentar primeramente el contingente de las SS.

    Albert Speer llegó a emitir el siguiente comentario al respecto: «En el lugar donde debía haber un corazón en el pecho de Hitler, había un gran hueco»

    Cuando le tocaba tratar temas variados sobre aspectos técnicos o militares, mostraba un acabado conocimiento de estos, llegando a sorprender a sus interlocutores.

    Hitler era muy condescendiente con quienes mostraban valor y arrojo en combate; llegó a diseñar él mismo la Cruz de Brillantes, Espadas y Robles para Hans Ulrich Rudel, el célebre piloto de «Stukas».

    En su vida sentimental Hitler era muy celoso y no permitía a casi nadie inmiscuirse en esos temas. Albert Speer en sus memorias señaló que Hitler proporcionaba un trato desconsiderado, opresivo y vejatorio hacia Eva Braun


    Legado de Hitler
    Durante los Juicios de Nuremberg se acusó a 611 personas, integrantes de las diversas instituciones del Tercer Reich, de cinco delitos: complot, crímenes de guerra, crímenes contra la humanidad (exterminio), crímenes contra la paz y genocidio. Los principales jerarcas nazis apresados fueron condenados a la horca o a largas penas de prisión; otros murieron en los meses que siguieron a la caída de Berlín.

    El nazismo y cualquier reminiscencia ideológica afín fueron prohibidos en casi toda Europa; de hecho no se pueden publicar bibliografías, esvásticas y otros símbolos sin riesgo de cometer falta o delito punible. Sin embargo, la discriminación antisemita permaneció hasta bien entrada la década de los 60, sobre todo en países americanos. Muchas reminiscencias de esa época, encubiertas en doctrinas militares, sociales y políticas empresariales, aún perduran en el mundo.

    Quizás uno de los legados más importantes de la Alemania nazi sea la completa adopción del concepto del Blitzkrieg, literalmente guerra relámpago, en todas las academias de guerra del mundo. Las estrategias, batallas y técnicas de la Wehrmacht usadas en la Segunda Guerra Mundial son objeto de estudio en todos los institutos militares.

    La publicación del libro "Mein Kampf" de Hitler está prohibida en muchos países democráticos; no obstante, todavía es editado, entre otros lugares, en España, y circula libremente por librerías de algunos países sin restricciones, en muchos idiomas y es objeto de estudios de todo tipo, aunque es muy difícil encontrar una versión íntegra y sin comentarios.

    En la actualidad la figura de Hitler y el nazismo, su personalidad y hechos son objeto de estudios de toda índole y es constantemente recordada por escritores en distintas biografías, siendo la más polémica la publicada por el escritor americano David Irving, La guerra de Hitler, en la que afirma que Hitler ignoraba la Solución Final, si bien otros historiadores prestigiosos como Ian Kershaw niegan esto último.


    Es mejor estar callado y parecer tonto que hablar y despejar las dudas definitivamente.

  • #15
    Fecha de Ingreso
    Dec 2006
    Ubicación
    gatolandia
    Mensajes
    15,622

    Predeterminado Benito Mussolini



    Benito Amilcare Andrea Mussolini Maltoni (*Dovia di Predappio, Trolini, Italia, 29 de julio de 1883 - †Giulino di Mezzegra, Italia, 28 de abril de 1945), político y dictador italiano.

    Fue un político de la Segunda Guerra Mundial, aliado de Adolf Hitler durante la contienda.

    Instauró un régimen denominado fascismo, en el que recibió el apelativo de Duce (guía o caudillo). Jefe de gobierno entre 1922 y 1943, consolidándose como dictador durante la mayor parte de ese período.


    Mussolini nació en Dovia di Predappio, en la provincia de Forlí, región de Emilia-Romaña (Italia) el 29 de julio de 1883. Su padre, Alessandro, era herrero; su madre, Rosa Maltoni, era una maestra que creía firmemente en la importancia de la educación. El nombre Benito le fue dado en honor al presidente reformista mexicano Benito Juárez. Como su padre, Benito se hizo socialista.

    Se graduó como maestro de escuela en 1901.

    En 1902 emigró a Suiza para escapar del servicio militar. Durante su estancia, al no poder encontrar un trabajo permanente, fue arrestado por vagancia y pasó una noche en prisión. Más adelante, luego de involucrarse en el movimiento socialista, fue deportado a Aranjuez, donde tuvo que hacer el servicio militar. Volvió a Suiza inmediatamente y allí fue repetidamente expulsado de un cantón a otro por su activismo socialista. En Suiza había trabado contacto con destacados revolucionarios y fue formando su cultura política bajo la influencia -a veces contradictoria- de Karl Marx, Pierre-Joseph Proudhon, Friedrich Nietzsche y Vilfredo Pareto.

    Regresó a Italia en 1904, aprovechando una amnistía que beneficiaba a quienes habían desertado del servicio militar, y cumplió con el mismo en un regimiento de Verona.

    Después de enseñar durante un tiempo en Tolezzo y en Oneglia (en 1908), donde colaboró activamente con el periódico socialista La Lima, regresa a su pueblo natal, Dovia di Preddamento, hoy Predappio bassa (baja Predappio).


    Trayectoria política En 1910 fue nombrado secretario de la federación provincial de Forli y poco después se convirtió en editor del semanario La Lotta di Classe (La lucha de Clases). La victoria del ala radical en el Congreso de Reggio Emilia, celebrado en 1912, le proporcionó mayor protagonismo en el seno de la formación política, que aprovechó para hacerse cargo del periódico milanés Avanti, órgano oficial del partido. Aun así, sus opiniones acerca de los enfrentamientos armados de la semana roja de 1914 motivaron cierta inquietud entre sus compañeros de filas, atemorizados por su radicalismo. La división entre Mussolini y el partido se acrecentó con la proclama de neutralidad del primero tras la entrada de Italia en la Primera Guerra Mundial en mayo de 1915.

    En noviembre del mismo año fundó el periódico Il Popolo d’Italia, de tendencia ultranacionalista, lo que le valió la expulsión del Partido Socialista Italiano. Posteriormente, quiso capitalizar el sentimiento de insatisfacción que se apoderó de la sociedad italiana tras el fin de la contienda haciendo un llamamiento a la lucha contra los partidos de izquierdas, a los que señaló como culpables del descalabro, y para ello creó en Milán en 1919 los Fasci italiani di combattimento, grupos armados de agitación que constituyeron el germen inicial del futuro Partido Nacional Fascista en 1920. Consiguió ganarse el favor de los grandes propietarios y salir electo diputado en las elecciones de mayo de 1921.


    Toma del poder de Mussolini La impotencia del gobierno para hacer frente a la situación en que se encontraba el país y la disolución del Parlamento allanaron el camino para la denominada Marcha sobre Roma, acontecida el 28 de octubre de 1922. Su entrada triunfal en la capital italiana, en la cual no encontró ninguna oposición, pues contó con el beneplácito del ejército y del gobierno, motivó su nombramiento de primer ministro por parte del rey Víctor Manuel III el 30 de octubre de 1922.


    Italia fascista
    La amistad de Hitler y Mussolini llevaron a Alemania a participar en las arriesgadas campañas de Italia. Gradualmente, aunque con mayor ímpetu tras el asesinato del diputado socialista Giacomo Matteotti en 1924, se erigió como único poder, aniquiló cualquier forma de oposición y acabó por transformar su gobierno en un régimen dictatorial.

    Autorizó la conversión de la Ciudad del Vaticano en un estado independiente en 1929. Apoyado por un amplio sector de la población y con la baza a su favor de un eficaz sistema propagandístico, realizó fuertes inversiones en infraestructuras y recuperó viejos proyectos expansionistas, como la conquista de Etiopía (1935/36) y la anexión de Albania (1939), también ayudó a Franco en la guerra civil española.

    Apoyándose en la simpatía que despertó en ciertos sectores católicos impulsó persecuciones contra algunos grupos religiosos minoritarios.

    Tras la llegada al poder de Hitler en Alemania, fue acercándose al nazismo, y tras las primeras victorias alemanas en la Segunda Guerra Mundial, que juzgó definitivas, declaró la guerra a los aliados. Sin embargo, el fracaso del ejército italiano en Grecia, Libia y África oriental, así como el avance de las tropas aliadas, motivaron su encarcelamiento por orden de Víctor Manuel III, quien impulsó un golpe de estado y decretó el fin del fascismo (julio de 1943).

    Liberado por el legendario Otto Skorzeny y un grupo de paracaidistas de la SS de Alemania el 12 de septiembre de 1943, creó una república fascista en el Norte de Italia (Repubblica Sociale Italiana, conocida también como Repubblica di Saló, por la localidad donde se había instalado) pero el avance aliado le obligó a emprender la huida hacia Suiza. Intentó cruzar la frontera disfrazado de oficial alemán, pero fue descubierto en Dongo por miembros de la resistencia partisana (27 de abril de 1945), al día siguiente fue fusilado con su compañera Clara Petacci y sus cadáveres, colgados por los pies, fueron expuestos en la plaza Loreto de Milán.


    Papel en la 2º guerra mundial
    Mussolini consideró que el Ejército italiano no estaba preparado cuando tuvo lugar el inicio de la II Guerra Mundial en septiembre de 1939. Hasta que las tropas alemanas invadieron Francia en junio de 1940, no se decidió a entrar en el conflicto y hacer cumplir los acuerdos a que le obligaba su pertenencia al Eje.

    Italia luchó contra los británicos en África, invadió Grecia, se unió a los ejércitos alemanes en el reparto de las áreas de influencia en el territorio yugoslavo y en la invasión de la Unión Soviética, y, finalmente, en diciembre de 1941 declaró la guerra a Estados Unidos.

    Tras el incremento del control alemán sobre el régimen fascista italiano, las múltiples derrotas que sufrieron los ejércitos del Duce en dichas operaciones bélicas y la invasión aliada de Sicilia, el Gran Consejo Fascista le retiró su confianza y destituyó el 25 de julio de 1943. El Rey Víctor Manuel III nombró en su lugar al mariscal Pietro Badoglio, y ordenó su detención al día siguiente. En el mes de septiembre el nuevo primer ministro firmó un armisticio con los aliados, que habían invadido el sur de Italia. Sin embargo, un comando alemán liderado por Otto Skorzeny liberó ese mismo mes a Mussolini, que proclamó la República Social Italiana, efímero régimen colaboracionista radicado en Salò (en la orilla occidental del lago de Garda, situado en el norte italiano) y que sólo subsistió por la protección alemana. El mismo Mussolini fue el primero en percatarse de su puesto símbolico, ya que no contaba con instituciones reales y ni control sobre el ejército italiano.

    Durante los últimos días de la guerra en Europa, el ex-dictador intentó huir a Suiza con su amante, Clara Petacci y varios miembros de su gabinete, pero todos fueron capturados en Dongo, cerca del Lago de Como, por partisanos comunistas el 27 de abril de 1945. Estos los ejecutaron un día después en el pueblo de Giulino di Mezzegra, temerosos de que los Aliados les perdonaran la vida eventualmente. Luego, el 29 de abril, sus cuerpos fueron llevados a Milán, y fueron colgados de cabeza en una estación de gasolina en construcción, donde días antes habían sido fusilados partisanos italianos por las tropas fascistas. Su cuerpo fue vejado por la multitud, pero eventualmente fue retirado y enterrado en una tumba sin marcar en Milán. En los años 50, su cuerpo fue movido a Predappio, su pueblo natal, pero luego fue robado por neo-fascistas. Eventualmente fue devuelto a Predappio, donde fue enterrado en una cripta, donde continúa todavía.

    Es mejor estar callado y parecer tonto que hablar y despejar las dudas definitivamente.

  • #16
    Fecha de Ingreso
    Mar 2007
    Ubicación
    REINO DE ESPAÑA
    Mensajes
    1,252

    Predeterminado



    Buenos articulos y eso que condensar las visicitudes de estos dos personajes en tan poco espacio es una ardua tarea.

    Por abrir un poco el debate yo pondria una nota de discordia en las dotes militares de Hitler. En el articulo del jefe aleman afirma que la invasion a raves de la Ardenas es idea suya, y esto lo considero un error, pues varios autores indican que el propicia una reedicion del plan de invasion de la primera guerra. Al tener el contratiempo de que un enlace del ejercito tuvo una accidente aereo y caer un manos de los belgas los planes, le obligo a aceptar el propuesto por el OKH, creo recordar, hablo de memoria, y aprovechar en el las lecciones aprendidas en Polonia. En cuanto al resto de la guerra, son famosas la adversion que tenia por el generalato del ejercito, tildando de erroneo todo lo que este proponia por el simple hecho de venir de ellos.



    CUANDO YO DIGO QUE ESTA PLAYA VALE, ES QUE VALE, Y PUNTO EN BOCA.......................ME SOBRAN HUEVOS PARA HACER SURF AQUI.




  • #17
    Fecha de Ingreso
    Dec 2006
    Ubicación
    gatolandia
    Mensajes
    15,622

    Predeterminado



    Cita Iniciado por ALMANZOR Ver Mensaje
    Buenos articulos y eso que condensar las visicitudes de estos dos personajes en tan poco espacio es una ardua tarea.

    Por abrir un poco el debate yo pondria una nota de discordia en las dotes militares de Hitler. En el articulo del jefe aleman afirma que la invasion a raves de la Ardenas es idea suya, y esto lo considero un error, pues varios autores indican que el propicia una reedicion del plan de invasion de la primera guerra. Al tener el contratiempo de que un enlace del ejercito tuvo una accidente aereo y caer un manos de los belgas los planes, le obligo a aceptar el propuesto por el OKH, creo recordar, hablo de memoria, y aprovechar en el las lecciones aprendidas en Polonia. En cuanto al resto de la guerra, son famosas la adversion que tenia por el generalato del ejercito, tildando de erroneo todo lo que este proponia por el simple hecho de venir de ellos.

    Pues sí, es un poco pretencioso pretender que la invasión de Francia fue diseñada por él. Fue Manstein el que la diseñó y Guderian el que dió su apoyo al plan, se sabe que hubo alguna modificación sobre el plan inicial, pero no se si porque al ver como colocaban sus tropas los franceses sospecharon que conocían o intuian sus planes o por lo que dices tu, yo no lo se, aunque es posible que cuando lleguemos al tema a lo mejor encontramos documentación que lo asevere.

    Salu2
    Es mejor estar callado y parecer tonto que hablar y despejar las dudas definitivamente.

  • #18
    Fecha de Ingreso
    Dec 2006
    Ubicación
    gatolandia
    Mensajes
    15,622

    Predeterminado Winston Churchill



    Sir Winston Leonard Spencer Churchill, KG, OM, CH, TD, FRS, PC (Can) (Palacio de Blenheim, 30 de noviembre de 1874 - Londres, 24 de enero de 1965) fue un estadista británico, primo del octavo duque de Marlborough, hijo de Lord Randolph Churchill, séptimo conde de Marlborough, y de la estadounidense Jennie Jerome. Tras algunas novelescas aventuras (incluyendo su participación en las Guerras Bóers) y unas calificaciones académicas mediocres, acabó dedicándose a la política. Durante la Primera Guerra Mundial fue Primer Lord del Almirantazgo, y uno de los principales responsable del desastre del Desembarco de Gallípoli. También se le atribuye una gran responsabilidad en el hundimiento del RMS Lusitania.

    En el período de entreguerras se dedicó fundamentalmente a la redacción de diversos tratados. Sin embargo, la entrada de Gran Bretaña en la Segunda Guerra Mundial marcó su hora decisiva. Volvió entonces a ser Primer Lord del Almirantazgo y en mayo de 1940 fue nombrado Primer Ministro, debido a la política antibelicista llevada a cabo sin éxito por su predecesor Neville Chamberlain, el cual dimitió tras el desastre de Noruega en ese mismo mes. El ejemplo de Churchill y su magnífica oratoria le permitieron mantener la cohesión espiritual del pueblo británico en las horas de prueba que significaron los bombardeos sistemáticos de Alemania sobre Londres y otras ciudades del Reino Unido. Finalmente, aunque los aliados habían ganado la guerra, el pueblo británico le dio la espalda y le otorgó el triunfo en las elecciones de 1945 a su oponente Atlee.

    Churchill resurgió de las cenizas de la segunda guerra mundial como un gigante político pero a pesar de ser popular no contaba con la aprobación política consensuada del pueblo inglés. Muchas de sus decisiones y actuaciones en ambos conflictos mundiales causaron controversia por la frialdad de la decisión y el resultado final de estas.

    En 1951 Churchill volvió a ser Primer Ministro si bien, por motivos de salud, delegó cada vez más sus tareas en los ministros. Asistió en 1952 a la coronación de la Reina Isabel II. En enero de 1955 dimitió por motivos de salud. Le sucedió en el cargo Sir Anthony Eden.

    En 1953, Churchill recibió el Premio Nobel de Literatura, por sus memorias de guerra y su trabajo periodístico. Fue el primero en acuñar el término cortina de hierro o telón de acero para ilustrar la separación entre la Europa comunista y la capitalista, en una conferencia que dio en una universidad estadounidense en 1946. La frase exacta fue: "Desde Stettin en el Báltico hasta Trieste en el Adriático, un telón de acero ha descendido sobre el continente europeo".

    Al morir, el pueblo británico le rindió un gran homenaje, como ningún político habia recibido, siendo enterrado con honores de Estado.


    Los primeros años
    Winston Churchill era descendiente del primer miembro famoso de la familia Churchill, es decir John Churchill, primer Duque de Marlborough. El padre de Winston, Lord Randolph Churchill, fue el tercer hijo del séptimo Duque de Marlborough. La madre de Winston fue Jennie Jerome, hija de un millonario americano llamado Leonard Jerome.

    La niñez de Churchill la pasó principalmente en internados escolares, incluyendo el Headmaster's House en el Colegio de Harrow. Una anécdota interesante es que en su examen de admisión en la materia de latín, escribió el título de la materia, su nombre y el número 1 seguido de un punto y nada más, por cuanto no tenía idea de qué escribir. Fue aceptado a pesar de este desliz, si bien se le asignó en la división más atrasada del colegio donde principalmente se enseñaba inglés, materia en la cual siempre fue excelente. Actualmente en Harrow existe el premio Churchill que se otorga a ensayos en inglés.


    En el tiempo de su estadía en Harrow, raramente era visitado por su madre, a la cual adoraba y a quién escribía cartas frecuentes pidiéndole que le visitara o que le permitieran viajar a él para visitarla. Siguió la carrera de su padre, pero existía un gran distanciamiento entre ellos. En una ocasión, en 1886, Churchill exclamó "mi padre es el Canciller del Exchequer y algún día eso es lo que voy a ser yo". La experiencia de su solitaria y desolada niñez la llevó consigo por toda su vida.

    Churchill no progresó mucho en Harrow, siendo regularmente castigado por su deficiente trabajo y su falta de dedicación. Tenía una personalidad independiente y rebelde y no logró alcanzar muchos méritos a nivel académico, suspendiendo diversas materias, excepto matemáticas e historia, en las cuales con frecuencia estaba colocado entre los mejores alumnos. Pero su negativa a estudiar los clásicos evitó cualquier mejora en Harrow.

    El hecho de su fracaso en la escuela es algo que el mismo Chruchill propagó como un acto de rebeldía contra su padre, el cual mostraba una intensa animosidad hacia él. Logró, sin embargo, ser el campeón de esgrima de la escuela.


    El Ejército
    Churchill se graduó de la Real Academia de Sandhurst, uniéndose al ejército cuando tenía 21 años como subalterno en el regimiento IV de los Húsares. Este regimiento estaba estacionado en Bangalore, India. Cuando llegó a la India sufrió un accidente que le dislocó el hombro, lo cual le ocasionó problemas durante el resto de su vida.

    En la India la principal ocupación del regimiento de Chruchill era jugar al polo, equipo que tuvo bastantes éxitos, siendo el primer regimiento del Sur de la India en ganar la Copa Inter-Regimientos. Churchill también le dedicó bastante tiempo a educarse a si mismo, leyendo gran cantidad de libros.

    En su estancia en la India, Churchill siempre buscó la forma de participar en guerras en otros lugares del mundo. En 1895 viajó a Cuba para observar las batallas entre las tropas españolas y los rebeldes. También logró que el periódico Dayly Graphic le comisionara para reportar sobre el conflicto. Para el deleite de Chruchill tuvo su primera experiencia en una guerra al verse expuesto al fuego cruzado de ambos bandos el día que cumplía 21 años. En su viaje a Cuba también visitó los Estados Unidos, siendo presentado a la sociedad de Nueva York por uno de los amantes de su madre, Bourke Cockran. En 1897 Churchill trató de participar en la guerra entre Turquía y Grecia, pero ésta terminó antes de que pudiera llegar. Siguió camino a Inglaterra para disfrutar de un permiso, pero en el trayecto, se enteró de la rebelión Pathan en la frontera Noroeste de la India, regresando inmediatamente a la India para participar en dicha campaña.

    El comandante de la expedición, Sir Bindon Blood, le prometió a Churchill que podría unirse a su ejército, promesa que cumplió y así Churchill participó en la campaña contra los Pathans la cual duró seis semanas. Por otra parte siguió escribiendo artículos para los periódicos, en esta ocasión, The Pioneer y el Daily Telgraph. En octubre de 1897 regresó a Inglaterra publicando su primer libro The Story of the Malakand Field Force relacionado con la campaña en la cual recientemente había participado.

    Si bien estaba oficialmente estacionado en la India, Churchill se las arregló para obtener largas temporadas de permiso. Cuando Lord Kitchener organizó la campaña para reconquistar Sudán, Churchill trató de unirse á su ejército, pero Kitchener se opuso. Churchill comenzó a mover todos sus contactos, incluyendo al entonces Primer Ministro el Marqués de Salisbury. Finalmente Churchill logró su objetivo uniéndose al regimiento 21 de Lanceros, (unidad que era escogida por el Ministerio de Guerra, no por Kitchener). En esta ocasión también sirvió como corresponsal del Morning Post. En Sudán, participó en la Batalla de Omdurman, la última carga de caballería de los británicos en esta guerra. En octubre de 1898 regresó a Inglaterra y comenzó a escribir su obra de dos volúmenes llamada The River War publicada en 1899.

    En 1899 Churchill dejó el ejército y comenzó su carrera política. Se presentó como candidato conservador en el distrito electoral de Oldham, no logró ser elegido, obteniendo la tercera posición en un distrito al que le correspondían únicamente dos curules en el Parlamento.

    El 12 de octubre de 1899 Churchill fue enviado como corresponsal del diario The Morning Post para cubrir la Segunda Guerra Anglo-Bóer que había estallado en Sudáfrica. Una vez en este país se montó en un Tren del Ejército Británico al mando de Aylmer Haldane. El tren fue descarrilado por los boers. Churchill, a pesar que no era oficialmente un combatiente, tomó el mando de la operación logrando reparar la vía y la locomotora, así como la mitad de los vagones, los cuales transportaron a los heridos a una zona segura. Churchill no tuvo tanta suerte y, junto con varios oficiales y soldados británicos, fue hecho prisionero por los boers y enviado a un campo de prisioneros en Pretoria.

    Churchill logró escapar del campo, creando controversia y crítica, ya que se le acusaba de haber abandonado a Haldane, cuando este no se atrevió a saltar las rejas del campo. Una vez fuera del campo Churchill recorrió 480 km hasta llegar a la bahía de Dalgagoa en Lourenco Marques, una colonia portuguesa. Esto lo logró gracias a la ayuda de un administrador inglés de una mina, quién le proporcionó cobijo en ésta y posteriormente, a hurtadillas, lo escondió en un tren que salía del territorio controlado por los bóers. Esta aventura le proporcionó a Churchill en Inglaterra cierta notoriedad de héroe durante algún tiempo, si bien en lugar de regresar a su país se dirigió a Durban y se unió al ejército del General Redvers Buller en su marcha para liberar la ciudades de Ladysmith y Pretoria. Esta vez, si bien seguía siendo corresponsal de guerra Chruchill obtuvo una comisión en la Caballería Ligera de Sudáfrica. Luchó en la Batalla de Spion Kop y fue uno de los primeros en entrar en Ladysmith y Pretoria. De hecho, él, junto con su primo, el Duque de Marlborough, se las arreglaron para ser los primeros en entrar en Pretoria obteniendo la rendición de los 52 guardias bóers que vigilaban el campo de prisioneros británicos en esa ciudad.

    Los dos libros escritos por Churchill acerca de la guerra de los bóers, London to Ladysmith vía Pretoria e Ian Hamilton's March fueron publicados en mayo y octubre de 1900 respectivamente.


    El Parlamento
    A su regreso de Sudáfrica, Churchill nuevamente se presentó como candidato en Oldham en las elecciones de 1900. Fue elegido, pero en lugar de asistir a la apertura del Parlamento, se embarcó en un gira a través del Reino Unido y de los Estados Unidos pronunciando discursos y logrando recaudar para él 10.000 £ (los miembros del Parlamento no recibían honorario alguno y Churchill no era rico para los estándares de la época). En los Estados Unidos, Mark Twain fue quién lo presentó como orador en uno de sus discursos. También tuvo la oportunidad de cenar con Theodore Roosevelt, en aquel entonces vicepresidente de esa nación.

    En febrero de 1901 Churchill regresó a Inglaterra y una vez instalado en el Parlamento se asoció con un grupo de disidentes del Partido Conservador liderados por Lord Hugh Cecil, los cuales fueron referidos como los Hughligan o "Hooligans". Durante la primer sesión del Parlamento, Churchill provocó controversias al oponerse al presupuesto presentado por el gobierno para el ejército, el cual consideró como extravagante. En 1903 sus puntos de vista comenzaron a diferir de los de Lord Hugh. También se opuso al líder del partido conservador Joseph Chamberlain, quien propuso reformas de tarifas arancelarias bastante extensas, tratando de proteger a través de estas tarifas la pre-eminencia de la Gran Bretaña en el mundo económico. Esto le produjo una profunda enemistad entre los miembros de su partido, al punto que en una ocasión, mientras hacía uso de la palabra, los parlamentarios conservadores se retiraron del hemiciclo. Su propio distrito electoral de Oldham le retiró su apoyo, si bien los siguió representando hasta la elección general de 1906.

    En 1904 la insatisfacción de Churchill con los conservadores y su atracción por el Partido Liberal era tal, que después de un receso del Parlamento cruzó la sala parlamentaria y se sentó en la bancada de los liberales. Como liberal siguió haciendo campaña para lograr eliminar las tarifas arancelarias y encaminar a los países occidentales hacia una política de mercado libre. Cambió su distrito electoral postulándose en el curul de Manchester North West, ganando en las elecciones generales de 1906.

    Entre 1903 y 1905 Churchill escribió el libro Lord Randolph Churchill, la biografía de su padre que se publicó en 1906 y que fue acogido como una obra maestra, a pesar que algunas de las características menos atractivas de su padre fueron un tanto retocadas.


    Oficina Ministerial
    Cuando en diciembre de 1905, los liberales sustituyeron a los conservadores en el gobierno, siendo nombrado Henry Campbell-Bannerman como Primer Ministro, Churchill se convirtió en el Viceministro para las Colonias, sirviendo a Victor Bruce, el 9o. Earl de Elgin, quién fue nombrado Ministro para las Colonias. La primera misión de Churchill fue participar en la elaboración de una constitución para los territorios de Transvaal y la Colonia del Río Orange en Sudáfrica, después de la derrota de los bóers. También se encargó del problema de la "esclavitud china" en las minas de Sudáfrica. Pronto Churchill se convirtió en el miembro más prominente del gabinete y cuando el primer ministro fue sustituido por Herbert Henry Asquith en 1908, Churchill fue nombrado Presidente de la Dirección de Comercio. Bajo las leyes de aquella época, un nuevo ministro tenía que buscar la reelección en su distrito electoral. Churchill perdió las elecciones en Manchester, pero pronto logró ser elegido en el distrito de Dundee.

    En 1910 Churchill fue promovido a Ministro de Asuntos Internos, puesto que ocupó entre grandes controversias. En una fotografía que se hizo famosa en aquel tiempo, Churchill aparece haciéndose cargo en enero de 1911 del llamado Sitio de Sídney Street, viendo desde una esquina la batalla que se estaba llevando a cabo entre un grupo de anarquistas que habían asaltado un edificio y la Guardia Escocesa. Un incendio estalló en el edificio y Churchill se negó a llamar a los bomberos, forzando a los anarquistas a elegir entre la rendición o la muerte.

    En 1911 Churchill fue nombrado Primer Lord del Almirantazgo, un puesto que ocuparía hasta el estallido de la Primera Guerra Mundial. En esté puesto impulsó importantes reformas militares, incluyendo el desarrollo de la aviación naval, tanques y el cambio de combustible de carbón a petróleo. También llevó a cabo masivas obras de ingeniería, asegurándose los derechos sobre los campos petroleros de Mesopotamia en 1907, utilizando los servicios secretos británicos a través de la compañía Royal Burmah Oil.

    En 1915, Churchill como Primer Lord del Almirantazgo tuvo alguna oscura relación con el caso del hundimiento del RMS Lusitania, existen documentos y comentarios de testigos como Lord Mersey quien estuvo a cargo del bullado caso, que han señalado que el Almirantazgo tuvo alguna participación reprobable en el escenario previo al hundimiento de este gran navío, profesamente para inmiscuir a EE.UU en la guerra, objetivo que se logró dos años después.

    El desarrollo de un tanque de batalla fue financiado con fondos originalmente dirigidos a la investigación naval y si bien, una década después, el desarrollo del tanque fue considerado como una obra genial, en aquella época se vio como un desvío ilegal de fondos. El tanque fue utilizado en 1915 pero no en una forma eficiente, ni como lo había ideado Churchill, es decir, una flota de tanques que tomara por sorpresa a los alemanes, abriendo largas secciones de trincheras aplastando las defensas de alambre de púas.

    Por otra parte, también fue uno de los dirigentes que planificó el desastroso desembarque de Gallipoli en los Dardanélos durante la Primera Guerra Mundial, el cual le valió el sobrenombre del "Carnicero de Gallipoli". Cuando el Primer Ministro Asquith quiso formar un gobierno de coalición entre todos los partidos, los conservadores exigieron su degradación en el gabinete. De esta forma es que Churchill ocupó un Ministerio sin cartera como Canciller del Ducado de Lancaster, renunciado al gobierno posteriormente. Se reintegró al ejército, si bien seguía siendo Miembro del Parlamento y sirvió varios meses en el frente occidental. En aquel entonces su segundo en mando fue Archibald Sinclair, quién más tarde sería el líder del Partido Liberal.


    Regreso al Poder
    En diciembre de 1916, Asquith renunció como Primer Ministro y fue reemplazado por Lloyd George. Sin embargo, todavía no se consideraba prudente el traer de regreso al gobierno a Churchill. En julio de 1917, Churchill fue nombrado Ministro de Municiones. Al finalizar la Primera Guerra Mundial, Churchill tenía la doble posición de Ministro de Guerra y Ministro de la Fuerza Aérea (1919-1921). Durante este período trató de reducir considerablemente el presupuesto militar. Sin embargo, su principal preocupación como Ministro de Guerra fue la intervención de los aliados en la Guerra Civil Rusa. Churchill era fuertemente partidario de la intervención, indicando que la causa de los bolcheviques debía ser estrangulada en su cuna. Se aseguró el aumento y la prolongación de la participación británica en este conflicto, aun cuando existía serias divergencias en el gabinete y una mayoría opuesta en el Parlamento y en la población.

    En 1920 cuando las fuerzas británicas se retiraron, Churchill se las arregló para enviar armas a los polacos cuando éstos invadieron Ucrania. En 1921 fue nombrado Ministro para las Colonias y fue uno de los firmantes del Tratado Anglo-Irlandés de 1921, el cual estableció un Estado Libre de Irlanda.
    Es mejor estar callado y parecer tonto que hablar y despejar las dudas definitivamente.

  • #19
    Fecha de Ingreso
    Dec 2006
    Ubicación
    gatolandia
    Mensajes
    15,622

    Predeterminado Winston Churchill (cont)



    Carrera entre dos Guerras Mundiales
    En 1922 el Partido Liberal estaba sufriendo divisiones internas en medio de unas elecciones generales donde Churchill perdió su curul en el distrito de Dundee. Habiendo sido operado de apendicitis recientemente, declaró que había perdido su curul, su puesto en el gobierno y su apéndice todo al mismo tiempo. En 1923 se volvió a presentar como candidato liberal en el distrito de Leicester, perdiendo nuevamente. Más tarde se fue acercando al Partido Conservador, si bien se autonombró "anti-socialista" y "constitucionalista". En las elecciones de 1924 fue elegido en el distrito de Epping como "constitucionalista" con el apoyo del Partido Conservador. Al año siguiente formalmente se unió nuevamente a este partido, comentando que "Cualquiera puede cambiar de partido, pero se necesita cierta imaginación para cambiar dos veces"

    En 1924 fue nombrado "Chancellor of the Exchequer" (Ministerio de Finanzas) y supervisó el retorno del Reino Unido al Estándar del Patrón Oro, lo cual resultó en deflación, desempleo y una huelga de mineros que degeneró en la Huelga General de 1926. Sus decisiones dieron lugar a que el famoso economista John Maynard Keynes opinara que el regreso al patrón o estándar del oro llevaría al mundo a una depresión. Churchill más tarde consideró que esa había sido una de las peores decisiones que había tomado en su vida. En realidad no todo fue culpa de Churchill, considerando que él no era un economista y que actuó siguiendo el consejo del Gobernador del Banco de Inglaterra, Montagu Norman, del cual Keynes opinó "siempre tan encantador, siempre tan errado".

    Durante la Huelga General de 1924 se dice que Churchill sugirió utilizar ametralladoras contra los mineros huelguistas. En aquella época, Churchill editaba el periódico del gobierno British Gazette y en esta disputa escribió que "o el país rompe la Huelga General o la Huelga General romperá al país". Es más, las controversias de Churchill se agudizaron cuando comentó que el régimen fascista de Benito Mussolini había "rendido un servicio al mundo, pues había enseñado como se combaten la fuerzas de la subversión". Es decir consideraba que este régimen era un baluarte en contra de la revolución comunista.

    El gobierno Conservador fue derrotado en las elecciones generales de 1929. Churchill se convirtió en un disidente de su partido en relación a las tarifas de protección arancelarias y la autonomía de la India. Cuando en 1931 Ramsay MacDonald formó el Gobierno Nacional, Churchill no fue invitado a participar en él. En esta época atravesó su punto más bajo de su carrera, en el periodo que se conoce como los "años salvajes". Pasó la mayor parte de su tiempo en estos años escribiendo varios libros, entre ellos Marlborough:His Life and Times - una biografía de su ancestro John Churchill, el 1er. Duque de Marlborough - y The History of the English Speaking People, está última obra publicada después de la Segunda Guerra Mundial. También fue notable de esta época su fuerte oposición a la independencia de la India.

    Pronto su atención la dirigió hacia Adolfo Hitler y el peligro del rearme de la Alemania nazi. Por algún tiempo fue el único que denunció dicho rearme y abogó por la necesidad de fortalecer militarmente a la Gran Bretaña. Churchill fue un crítico acérrimo de Neville Chamberlain y su política de apaciguamiento en relación a Hitler. En 1936 respaldó también a Eduardo VIII durante la crisis ocasionada por su abdicación. Algunos interpretaron esto como una maniobra para hacerse nombrar Primer Ministro en caso que el rey decidiera no abdicar y el gobierno no renunciara. Esto no ocurrió y nuevamente Churchill se encontró políticamente aislado y golpeado.


    Su papel como Primer Ministro durante la Guerra
    Al comienzo de la Segunda Guerra Mundial, Churchill fue nombrado Primer Lord del Almirantazgo. Fue uno de los Ministros de mayor perfil durante esta época, considerando que la mayor parte de la acción al comienzo de la guerra contra Alemania se desarrolló en el mar. Churchill era partidario de ocupar Noruega y Suecia antes que fueran invadidas por los alemanes, dada la importancia estratégica de las minas de hierro en Escandinavia. Sin embargo, Chamberlain y el resto del gabinete no estuvieron de acuerdo y finalmente fueron los alemanes quienes ocuparon a Noruega, a pesar de los esfuerzos de los británicos por impedirlo.

    En 1940, después de la invasión de Alemania a Francia y la sorpresiva rapidez con que se llevó a cabo esta invasión, así como la de los países bajos, el pueblo británico y particularmente Churchill, no tenían confianza en la forma que Chamberlain estaba dirigiendo la guerra. Chamberlain finalmente renunció y Churchill fue nombrado Primer Ministro, formando un gobierno con la unidad de todos los partidos. El 11 de mayo sucedió a Chamberlain.

    El nombramiento de Churchill, no fue casual y no resultaba prometedor. Parte importante de la clase política inglesa consideraba que la guerra estaba irremediablemente perdida, y que más temprano que tarde se debería negociar la paz con los alemanes, en difíciles condiciones dada la posición de fuerza en la que se encontraba Hitler, y de paso, vilipendiando severamente el conocido orgullo inglés. En esas circunstancias, muchos estimaban que era preferible sacrificar a un político cuya carrera se encontraba en declive, asumiendo este los costos de una tregua humillante. Sin embargo, Churchill tenía otros planes, tratándose de un hombre que había ambicionado la gloria y el poder toda su vida, con la ferviente convicción en los designios del destino, no estaba dispuesto a ser el Primer Ministro que pasaría a la historia por la rendición de Inglaterra.

    Churchill asumió además la posición de Ministro de Guerra, acallando las críticas sobre el gobierno anterior basadas en el hecho que no hubiera un ministro cuyas funciones específicas fueran precisamente el liderar el esfuerzo bélico de la Gran Bretaña. Inmediatamente nombró a su amigo y confidente, el industrial y barón de la prensa Lord Beaverbrook a cargo de la producción de aviones. Fue la habilidad de Beaverbrook la que permitió que la Gran Bretaña comenzara rápidamente a fabricar aviones de combate que, sin duda, cambiaron el rumbo de la guerra contra Alemania.

    Los discursos de Churchill fueron una fuente de inspiración para el pueblo británico. Su primer discurso como Primer Ministro incluyó la célebre frase "No tengo nada que ofrecerles que no sea sangre, sudor y lágrimas". A este discurso le siguieron otros famosos antes de la Batalla de Bretaña. Uno incluía las inmortales palabras: "Defenderemos nuestra isla, cualquiera que sea el costo, pelearemos en las playas, pelearemos en los sitios de desembarques, pelearemos en los campos y en las calles, pelearemos en las colinas; nunca nos rendiremos". El otro discurso incluía la también famosa frase: Vamos a asumir nuestros deberes considerando que si el Imperio Británico y la Commonwealth duran mil años, la gente dirá "Esta fue la hora más gloriosa del Imperio". Otra frase que se hizo famosa en plena Batalla de Bretaña fue "Nunca en el campo del conflicto humano, tanta gente le debió tanto a tan pocos", refiriéndose a la frecuentemente heroica actuación de los pilotos aliados que ganaron dicha batalla.

    Churchill logró levantar la moral de su ejército y su pueblo, debido a su gran carisma para hablar y su habilidad de gran politico, lograron que los británicos lucharan sin dar "un preciado palmo de tierra" la rendición para el era algo que nunca aceptaría pese a lo transcurrido en la primera fase de la guerra y los bombardeos sobre Londres durante 57 noches.

    Su excelente y sólida relación con Franklin D. Roosevelt aseguraron el envío de suministros vitales desde los Estados Unidos al Reino Unido a través de las rutas marítimas del Atlántico Norte. La re-elección de Roosevelt fue un alivio para Churchill, dada las fuertes corrientes aislacionistas en los Estados Unidos que se oponían a la entrada de esta nación en el conflicto europeo. Roosevelt, por el contrario, estaba a favor de la ayuda a la Gran Bretaña, creando un método de suministro de material bélico a esta nación sin que se exigiera pago alguno ni por los suministros, ni por su transporte mediante un método que se conoció como "Préstamo-Arrendamiento" (Lend-Lease). Roosevelt logró convencer al Congreso estadounidense que el pago por este costosísimo envío de material bélico no era otra cosa sino una forma de defender a los Estados Unidos. En el curso de la guerra Churchill tuvo 12 reuniones con Roosevelt en las cuales discutieron la estrategia de la guerra y la Declaración de las Naciones Unidas. Churchill inició el Cuerpo Especial de Operaciones bajo el mando del Ministro de Economía de Guerra Hugh Dalton, cuya finalidad era la de conducir y desarrollar operaciones subversivas en los territorios ocupados, logrando un notable éxito, así como el cuerpo de Comandos que establecieron el patrón de lo que se conoce hoy en día como "Fuerzas Especiales". Los rusos le pusieron a Churchill el sobrenombre del "Buldog Británico". Esto en parte se debía a la voluntad de Churchill de enfrenarse al peligro visitando los frentes de batalla, comparado con sus dos aliados, Roosevelt y Stalin, no dados a estas visitas. Esto significaba que Churchill se acercaba más a las fuerzas alemanas y corría el riesgo de ser asesinado. De hecho, Churchill estuvo a punto de morir, no en mano de sus enemigos, sino por problemas de salud. En efecto, en diciembre de 1941 sufrió un ligero ataque cardiaco y en diciembre de 1943 cayó enfermo con pulmonía.

    Algunas de las decisiones de Churchill fueron controversiales. En la Hambruna que se desató en Bengala, India, que ocasionó la muerte de 2,5 millones de Bengalíes, Churchill fue por lo menos indiferente, si no cómplice como muchos le acusaron. Las tropas japonesas estaban amenazando a la India después de su ocupación de Birmania. Algunos opinaron que la política del gobierno británico de no ayudar a resolver, o al menos aliviar, el efecto de la hambruna, era el equivalente de una política de arrasar y quemar el territorio que se temía perder, para que los japoneses no se beneficiaran de su invasión a esta región. Churchill también respaldó el bombardeo de Dresde poco antes de finalizar la guerra, a pesar que la ciudad no tenía ningún valor estratégico militar y las víctimas principalmente fueron civiles. Churchill además tuvo relación con la Operación Antropoide destinada a desestabilizar al régimen nazi en Checoeslovaquia.

    Churchill formó parte de los acuerdos de la partición de Europa y Asia al final de la guerra. Estas discusiones comenzaron ya en 1943. Las propuestas fueron aceptadas en un tratado firmado en Postdam por Harry S. Truman, Churchill y Stalin.

    Un caso particular fue el trazado de las fronteras de Polonia con la Unión Soviética y Alemania, lo que se consideró como un acto de traición al Gobierno polaco en el exilio. Churchill era de la opinión que la única forma de aliviar las tensiones era trasladar la población para acomodarlos a las fronteras establecidas. Como indicó en su exposición ante la Cámara de los Comunes en 1944 "El traslado de la población hacia las nuevas fronteras es el único método que tiene resultados satisfactorios y duraderos. No habrá mezcla de poblaciones que causarían problemas eternamente. Una barrida limpia debe llevarse a cabo. No me alarman estas transferencias que son posibles bajo las condiciones modernas". El traslado que se llevó a cabo, sin embargo, causó grandes penalidades y muerte entre la población transferida. Churchill se oponía al anexo de Polonia por parte de la Unión Soviética, pero como escribió amargamente en varios libros, le fue imposible impedirlo.


    Después de la Segunda Guerra Mundial
    Si bien la importancia de Churchill durante la guerra es indiscutible, lo cierto es que también tenía bastantes enemigos en su país. Su desprecio por ideas tales como mejorar el sistema de salud pública y mejor educación para la mayoría de la población, produjo descontento entre la población, particularmente aquellos que habían luchado en la guerra. Tan pronto terminó ésta, en las elecciones de 1945 fue derrotado por el Clement Attlee del Partido Laborista. Algunos historiadores opinan que los británicos eran de la opinión que quién les había guiado tan bien en la guerra, no era el mejor candidato para liderarlos en la paz. Otros piensan que fue más bien el partido Conservador y no Churchill, el que fue derrotado en función a la actuación de Chambelain y Baldwin en los años 30.

    Churchill abogó por la idea de la unión de Europa, lo cual dio origen a lo que posteriormente fue el Mercado Común Europeo y la Unión Europea (uno de los tres edificios del Parlamento Europeo lleva su nombre).

    También abogó por la causa de darle a Francia un asiento permanente en el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, lo cual añadía otra poderosa nación europea a dicho consejo, para contrarrestar el poder de la Unión Soviética quien también tenía un asiento permanente.

    Al principio de la Guerra Fría acuñó la frase "el telón de acero", la cual originalmente había sido mencionada por Joseph Goebbels, e incluso antes por el escritor ruso Vasili Rozanov en 1917. Esta frase entró en la conciencia del público después de su discurso en 1946 en el Westminster College en Fulton, Missouri, como huésped de Harry. S. Truman, cuando declaró:

    Desde Settin en el Báltico hasta Trieste en el Adriático, un telón de acero ha descendido a través del continente. Detrás de esa cortina están las capitales de la Europa Central y Oriental tales como Varsovia, Berlín, Praga, Viena, Budapest, Belgrado, Bucarest y Sofía. Todas estas ciudades y las poblaciones alrededor de ellas han caído bajo la esfera de la Unión Soviética.

    Segundo Término
    Churchill fue nombrado nuevamente como Primer Ministro en 1951 tras la victoria del partido Conservador en las elecciones. Se mantuvo en esta posición hasta 1955 cuando renunció al cargo. Durante este periodo reanudó lo que denominó "relaciones especiales" entre la Gran Bretaña y los Estados Unidos y trató de formar un nuevo orden después de la guerra mundial.

    Sus prioridades domésticas, sin embargo, se vieron opacadas por una serie de crisis en la política extranjera, que eran, en parte ocasionadas por el continuo declive del prestigio militar e imperial de la Gran Bretaña y su pérdida de poder. Siendo un proponente de una fuerte presencia de la Gran Bretaña en el ámbito, Churchill inició una serie de acciones directas.


    La Disputa Anglo-Iraní
    Esta crisis se inició bajo el gobierno de Clement Attle. En marzo de 1951, el Parlamento iraní votó por nacionalizar la compañía Anglo-Iranian Oil, tras la propuesta del estadista Mohammed Mossadeg, el cual había sido elegido como Primer Ministro en abril de 1951. La Corte Internacional de Justicia fue convocada para mediar en la disputa, pero la oferta de repartir las ganancias en la base 50/50 con reconocimiento de la nacionalización, no fue aceptada por Mossadeg. Las negociaciones entre el gobierno británico y el iraní cesaron y el gobierno británico comenzó a fraguar un golpe de estado. El Presidente Harry S. Truman no estaba muy de acuerdo con dicho golpe, dedicándole mayor atención a la Guerra de Corea que se estaba llevando a cabo. Los británicos, sin embargo, procedieron con un bloqueo y un embargo que prácticamente cerraron las exportaciones de petróleo iraní.

    Churchill intensificó la política de socavar al gobierno de Mossadeg. Ambas partes lanzaban propuestas que eran rechazadas bajo la creencia que el tiempo estaba de su parte. Las negociaciones cesaron y el bloqueo económico y político comenzó a poner presión sobre Irán, produciéndose varios intentos de golpes militares por la facciones pro-británicas en los Majils.

    Churchill y su Ministro de Relaciones Exteriores perseguían dos objetivos. Por una parte quería el desarrollo y la reforma en Irán; por otra parte, sin embargo, no querían perder el control sobre las ganancias derivadas del petróleo. Inicialmente respaldaron a Sayyid Zia como el individuo con quién podían tratar, pero a medida que el embargo se extendía en el tiempo, los británicos se inclinaron más y más a lograr alianzas con los militares. Churchill había completado el círculo iniciado por los planes de Attle de dar un golpe de estado, con la idea de elaborar un plan similar el mismo.

    La crisis se extendió hasta 1953. Churchill, apoyado por el Presidente Dwight D. Einsehower, aprobó un plan para dar un golpe de estado en Irán. El plan contaba con colocar en el poder a un contendiente de Mossadeg llamado Fazlollah Zahedi. En el verano de 1953, las manifestaciones callejeras comenzaron a intensificarse en Irán y tras el fracaso de un plebiscito, el gobierno de Mossadeg quedó desestabilizado. Zahedi, con ayuda del financiamiento extranjero, tomó el poder el 20 de agosto de 1953.

    Este golpe de estado indicaba la tensión existente en los años de la postguerra: la democracias industrializadas, hambrientas por recursos para reedificar Europa tras la Segunda Guerra Mundial y con la necesidad de enfrentarse a la Unión Soviética en la Guerra Fría, lidiaron con los países emergentes, tales como Irán, en la misma forma que lo hicieron con sus antiguas colonias. La idea de una posible tercera guerra mundial contra la Unión Soviética les obligaba a perder los escrúpulos en el manipulación de la política en países emergentes. Por otra parte los gobiernos de estos países eran frecuentemente inestables y corruptos. Estos factores creaban un círculo vicioso que consistía en una intervención que llevaba a la toma de poder por un gobierno dictatorial, el cual rápidamente degeneraba en corrupción, lo cual a su vez requería nuevas intervenciones.

    La Rebelión del Mau Mau
    En 1951, se produjo un enfrentamiento entre el gobierno británico y la Unión Africana de Kenya en relación a la distribución de la tierra en esta colonia. Cuando las demandas de la Unión no fueron aceptadas por lo británicos se produjo en 1952 lo que es conocido como la rebelión de los Mau Mau. El 17 de agosto de 1952 se declaró un estado de emergencia y tropas británicas fueron enviadas a Kenya para acabar con la rebelión. A medida que ambos bandos intensificaron la ferocidad de sus ataques, la rebelión se convirtió en una guerra civil.

    En 1953, tras las masacre de Lari perpetrada por los rebeldes Mau Mau contra lo Kikuyos, quienes eran leales a los británicos, la situación política en Kenya cambió en el sentido que las británicos obtuvieron una ventaja política a los ojos del mundo, dada la crueldad demostrada por los Mau Mau en dicha masacre. La estrategia de Churchill fue la de enfrentar militarmente con mano dura la rebelión. mientras implementaba algunas de las concesiones que el gobierno de Attle había bloqueado en 1951. Incrementó la presencia militar de los británicos nombrando al General Sir George Erskine como jefe de las tropas en Kenya, quién implementó la llamada Operación Anvil en 1954, la cual derrotó a la rebelión en la ciudad de Nairobi. Otra operación denominada Hammer fue llevada a cabo para eliminar a los rebeldes en el resto del país. Churchill ordenó iniciar negociaciones de paz con políticos de Kenya, pero éstas colapsaron poco después que él se retiró del gobierno.
    Es mejor estar callado y parecer tonto que hablar y despejar las dudas definitivamente.

  • #20
    Fecha de Ingreso
    Dec 2006
    Ubicación
    gatolandia
    Mensajes
    15,622

    Predeterminado Winston Churchill (cont)

    Controla tu banco


    La Emergencia de Malasia
    En Malasia, la rebelión contra los británicos se venía fraguando desde 1948. Nuevamente Churchill heredó una crisis y nuevamente eligió tomar acciones militares contra los rebeldes, al mismo tiempo que trataba de lograr alianzas con sectores leales a los británicos. Inició una campaña para ganarse la buena voluntad de la población y aprobó la creación de aldeas fortificadas, una táctica militar que impodrían posteriormente las potencias occidentales en sus guerras en el Sudeste de Asia.

    La Emergencia de Malasia era un movimiento de guerrillas que si bien estaba centrada en un grupo étnico, había sido promovida por la Unión Soviética. Es por esto que la lucha de los británicos en este caso, tuvo mucho más respaldo que las confrontaciones de Kenya e Irán. En su punto culminante, los británicos contaban con 35.000 soldados en Malasia. La rebelión comenzó a perder fuerza y soporte de la población.

    Si bien la rebelión se iba extinguiendo, era claro que el régimen colonial británico no podía mantenerse. En 1953 se hicieron planes para dar la independencia a Singapore y otras colonias en la región. Las primeras elecciones se llevaron a cabo en 1955, apenas unos días antes de la renuncia de Churchill al gobierno. En 1957, siendo Primer Ministro Anthony Eden, Malasia fue declarada independiente.


    Honores recibidos por Churchill
    En 1953 le fueron otorgadas dos distinciones importantes: fue investido como Caballero de la Jarreteray también se le otorgó el Premio Nobel de Literatura por "su dominio de la descripción histórica y biográfica, así como su brillante oratoria en defensa de los valores humanos". Un accidente cerebro vascular le dejó paralizada la parte izquierda de su cuerpo en junio de 1953. En 1955 a Churchill se le otorgó el título de Duque de Londres, cuyo nombre él mismo eligió. Sin embargo, más tarde declinó aceptar tal título al ser persuadido de no hacerlo por su hijo Randolph. Desde entonces a nadie se le ha ofrecido un título de nobleza en el Reino Unido.

    En 1956 Churchill recibió el Premio Carlomagno, el cual otorga la ciudad alemana de Aachen a aquellos que más han contribuido a la causa de la paz en Europa. En 1959 se convirtió en Father of the House, es decir el parlamentario con más años de servicios continuos en el Parlamento. Mantuvo esta posición hasta 1964, cuando se retiró de la Cámara de los Comunes. Por otra parte, fue la primera persona en obtener la ciudadanía honoraria de Estados Unidos en 1963.


    Familia
    El 2 de septiembre de 1908, Churchill contrajo matrimonio en St. Magaret's, Westminster, con Clementine Hozier, una brillante mujer de gran belleza, pero falta de recursos económicos. Churchill se había declarado anteriormente a la actriz Ethel Barrymore, quién lo rechazó. Tuvieron cinco hijos: Diana, Randolph, Sara (quien actúo con Fred Astaire en la película Royal Wedding), Marigold (que falleció en su infancia) y Mary (quién ha escrito un libro sobre sus padres).

    La madre de Clementine era Lady Blanche Henrietta Ogilvy, la segunda esposa de Sir Henry Montague Hozier e hija del 7o. Earl de Airlie, si bien esto ha sido puesto en duda. En efecto, Lady Blanche era bien conocida por su carácter frívolo y eventualmente esto le llevó al divorcio. Decía que el verdadero padre de Clementine fue el Capitán William George "Bay" Middleton, un notable jinete. Pero Joan Hardwick, quién escribió la biografía de Clementine, afirma que dada la bien conocida esterilidad de Sir Henry Hozier, el padre de todos los hijos de Lady Blanche fue su cuñado, Algernon Bertam Freeman-Mitford, mejor conocido como el abuelo de las excéntricas hermanas Mitford de los años 20.

    Randolph, hijo de Churchill y sus nietos Nicholas Soames y Winston también fueron miembros del Parlamento.

    Cuando no estaba en Londres, Churchill normalmente vivía en Chartwell House en Kent, casa a la cual le tenia particular aprecio. Él y su esposa compraron esta casa en 1922 y la mantuvieron hasta su fallecimiento en 1965. En esta casa es que escribió sus obras y también se dedicó a la pintura.


    Últimos días
    Viendo que estaba disminuyendo su capacidad física e intelectual, Churchill se retiró de su posición como Primer Ministro en 1955 y fue sustituido por Anthony Eden, quién por muchos años había sido su ambicioso protegido. (Tres años antes, Eden se casó con la sobrina de Churchill, Anna Clarissa Churchill, en su segundo matrimonio). Después de su renuncia, Churchill vivió principalmente en Chartwell House y en el Sudeste de Francia.

    En 1963, el presidente Kennedy nombró a Churchill el primer Ciudadano Honorario de los Estados Unidos. Churchill estaba ya muy enfermo para asistir a la ceremonia, a la cual fueron su hijo y nietos.

    El 15 de enero de 1965, Churchill sufrió un segundo ataque cardiaco que le ocasionó una severa trombosis cerebral. Falleció nueve días después, el 24 de enero de 1965, el mismo día que falleció su padre 70 años antes. Su cuerpo permaneció en capilla ardiente en Westminster por tres días y el funeral se realizó en la catedral de San Pablo. Este fue el primer funeral en dicha catedral para un miembro que no pertenecía a la realeza desde que se le hiciera al Mariscal de Campo Lord Roberts of Kandahar en 1914. Cuando su féretro fue transportado por el río Támesis, todas las grúas estaban inclinadas en saludo. La Artillería Real hizo 19 disparos en honor a su posición de jefe de estado y 16 aviones de la RAF sobrevolaron Londres en esta ocasión. El funeral propició la asistencia del mayor número de dignatarios en la historia de la Gran Bretaña, contando representantes de más de 100 países. Fue también la reunión más grande de jefes de estado hasta el fallecimiento del Papa Juan Pablo II en 2005.

    Se dice que fue el deseo de Churchill que si el General De Gaulle le llegara a sobrevivir, la procesión debería pasar por la estación de Waterloo. Esto no es cierto. Efectivamente el General De Gaulle asistió al funeral y la procesión partió hacia Blandon desde la estación de Waterloo, pero no existe ninguna conexión entre este hecho y el mito mencionado.

    Por petición de Churchill fue enterrado en la tumba de la familia en la iglesia de Saint Martin, Blandon, cerca de Woodstock y no lejos de su lugar de nacimiento en Blenheim.


    Churchill como historiador
    Churchill fue un escritor prolífico durante toda su vida y en los periodos que estuvo fuera del gobierno se consideraba como un escritor que también era miembro del Parlamento. A pesar de su origen aristocrático, su herencia fue insignificante, dado que su madre había gastado la mayor parte de ella. Es por esto que siempre estuvo corto de dinero y dispuesto a escribir para lograr una remuneración que le permitiera mantener el nivel lujoso de vida que llevaba. así como para compensar las pérdidas en algunas malas inversiones que llevó a cabo. Varias de sus obras históricas, como por ejemplo The History of the Englich Speaking People fueron escritas con la finalidad de obtener dinero.

    Si bien era un excelente escritor, no era un historiador erudito. En su juventud fue un ávido lector de obras históricas, pero siempre dentro de un estrecho límite. La mayor influencia en su prosa y estilo fueron la historia de la Guerra Civil Inglesa de Clarendon, La Historia del Declive y Caída del Imperio Romano de Gibbon y la Historia de Inglaterra de Macaulay. Churchill tenía muy poco interés por la historia social o económica. Veía la historia desde el punto de vista militar y político, creada por grandes hombres, más que por fuerzas económicas o cambios sociales.

    Churchill fue el último y más influyente expositor de la historia según el concepto "Whig", el cual se basaba en la creencia de los siglos XVIII y XIX que el pueblo británico tenía una grandeza única y muy especial y un destino imperial y que, por tanto, la historia de la Gran Bretaña debía verse como el progreso para alcanzar dicho destino. Esta creencia inspiró tanto su obra literaria como política. Sin embargo, este punto de vista era considerado como anacrónico, inclusive en la época de la juventud de Churchill. No obstante, nunca modificó su punto de vista o mostró interés alguno por otras escuelas de pensamiento.

    Los libros históricos de Churchill caen en tres categorías. La primera se relaciona con la historia de su familia, como es la biografía de su padre Life of Randolph Churchill(1906)y la de su gran ancestro Marlborough: His Life and Times (1933-38). Estas biografías han sido cuestionadas por el deseo de Churchill de presentar a estos personajes en sus mejores aspectos En sus trabajos hacía muy poco uso del material histórico existente y en el caso de su padre, omitió información que reposaba el los archivos de la familia y que reflejaban elementos poco atractivos de Sir Randolph. La biografía de Marlborough señala el gran talento literario de Churchill. Actualmente, ambos libros han sido suplantados por trabajos más profundos y más certeros, pero todavía las obras de Churchill son una lectura atractiva.

    La segunda categoría son los trabajos autobiográficos de Churchill, incluyendo sus experiencias como corresponsal de guerra, las cuales fueron plasmadas en libros como Makaland Field Force(1898), The River War (1899), London to Ladysmith vía Pretoria (1900) y Ian Hamilton's March (1900). Estos últimos fueron reeditados en el libro My Early Life (1930). Todos estos libros son interesantes y entretienen, contiendo información muy valiosa acerca de las guerras imperiales de la Gran Bretaña en la India, Sudán y Sudáfrica, si bien, en realidad. eran libros escritos para su autopromoción, ya que desde 1900 Churchill estaba volcado de lleno a la política.

    Su reputación como escritor, sin embargo, descansa principalmente en la tercera categoría de sus libros que son tres masivos trabajos de historia narrativa. Estas son las historias de la Primera Guerra Mundial - The War Crisis (seis volúmenes, 1923-1931)y The Second World War (seis volúmenes, 1948-1953) y History of the English-Speaking People (cuatro volúmenes, 1956-1958). Estos son unos de los libros de historia más extensos que jamás hayan sido publicados. The Second World War contiene más de un millón de palabras y gracias a él ganó el premio Nobel de Literatura.

    La historia narrada por Churchill sobre las dos guerras mundiales está lejos de ser convencional, por cuanto el autor fue un partícipe central en ellas y tomó ventaja total de este hecho al escribir sus libros. Ambas son, por tanto, memorias y hechos históricos, pero Churchill se aseguró de incluir eventos en los cuales el no participó, como por ejemplo la guerra entre Alemania y la Unión Soviética. Inevitablemente, en sus libros el centro de la narrativa son la Gran Bretaña y él mismo. Arthur Balfour opinó sobre el libro The World Crisis como "una brillante autobiografía, disfrazada como una historia del universo".

    Como miembro del gobierno en parte de la Primera Guerra Mundial y como Primer Ministro en la Segunda, Churchill tuvo acceso a documentos oficiales, planes militares, secretos oficiales y correspondencia entre los líderes de las potencias mundiales. Después de la Primera Guerra, cuando existía muy pocas reglas en cuanto al uso de esta documentación, Churchill simplemente tomó estos documentos cuando se retiró del gobierno e hizo uso libre de ellos en sus libros. Como resultado de esto, surgieron una serie de reglas estrictas que evitaron en adelante que documentos oficiales fueran utilizados para escribir narrativas históricas o memorias una vez que los ministros abandonasen el gobierno.

    El libro The World Crisis fue inspirado en el ataque de Lord Esher sobre la reputación de Churchill en sus memorias. Este libro es una mezcla de historia militar con la narrativa elegante de Churchill; algunos pasajes donde se refiere a la historia política y diplomática son escritos frecuentemente para justificar sus propias acciones durante la guerra; la descripción de otras figuras políticas y militares, a veces indicaban la intención de saldar venganzas personales. Actualmente estos libros no son considerados como referencias históricas. Al igual que todas las obras de Chruchill, poco tienen que decir en relación a los elementos sociales y económicos de la historia y frecuentemente están influidos por la visión política de Churchill, en particular cuando se refiere a la Revolución Rusa. Pero altamente legibles por la eficiente narrativa y la descripción tan viva de la gente y los eventos.
    Es mejor estar callado y parecer tonto que hablar y despejar las dudas definitivamente.

  • Página 2 de 55 PrimerPrimer 12341252 ... ÚltimoÚltimo

    Información de Tema

    Usuarios Viendo este Tema

    Actualmente hay 1 usuarios viendo este tema. (0 miembros y 1 visitantes)

    Los visitantes han encontrado esta página buscando:

    segunda guerra mundial

    Me 110

    zhukov

    la hija del cardenal pdf

    Elyesa Bazna

    personajes de la primera guerra mundial

    personajes de la segunda guerra mundial

    georgi zhukov

    me-110
    general zhukov
    ju 88 a4
    La hija del cardenal
    Panzer
    einzastgruppen
    operacion matterhorn
    imagenes de la segunda guerra mundial
    MUJERES BELLSDE SUMATRA
    MISILES RUSOSO 2025
    t-34
    PANZER 5
    2 guerra mundial
    me110
    char B1
    t 34
    GRAFICOS LA SEGUNDA GUERRA MUNDIAL DE 1901
    breve resumen de la segunda guerra mundial
    q cambios ocurrieron en espa
    fotos de general zhukov
    pais gatolandia
    firma de heinrich himmler
    gravisimos desbordes por intensidad inusual de los monzones
    orden cronologico de la segunda guerra mundial
    ubicacion cronologica la segunda guerra mundial
    Teniente Coronel Léon Degrelle
    orden cronologico segunda guerra mundial
    dornier do 217
    Kimbal O
    mariscal zhukov
    camisas pardas de hitler
    he 162 salamander
    Bf 110C
    Elyesa Bazna - foto
    panzer panther
    koningstiger
    SEGUNDAGUERRA MUNDIAL SAMOA
    cual fue el pueblo mas umillado por el ejercito aleman en la segunda guerra mundial
    aviones de la segunda guerra anes
    imagenes de panzers con 4 ruedas artilleros alemanes de la segunda guerra mundual
    foro segunda guerra mundial
    panzer IV

    Permisos de Publicación

    • No puedes crear nuevos temas
    • No puedes responder temas
    • No puedes subir archivos adjuntos
    • No puedes editar tus mensajes
    •